Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aller invertirá 80.000 euros en bicis eléctricas para favorecer la movilidad sostenible

El Ayuntamiento, que recibirá 17.000 euros del programa "Moves II", liga la iniciativa al turismo e instalará tres puntos de recarga por el concejo

El centro de turismo de Caborana, donde ya hay una estación de reparación de bicicletas. | LNE

El turismo es uno de los pilares en los que el concejo de Aller quiere fijar las bases de su futuro. Como también lo es la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. El Ayuntamiento ha querido combinar ambas facetas en un proyecto para la puesta en marcha de un servicio de alquiler de bicicletas eléctricas, tanto para los turistas como para los vecinos, de forma que puedan favorecer la movilidad sostenible en el municipio. El coste de la iniciativa será de 80.000 euros, y la idea es que esté operativa en septiembre y octubre, tras el periodo estival.

El alcalde, Juan Carlos Iglesias, y el concejal de Nuevas Tecnologías, Roberto Fernández, explicaron que el Ayuntamiento ha recibido una subvención de 17.000 euros del programa "Moves II", que forma parte de la estrategia europea del plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, para la puesta en marcha del programa. Una inversión que el Ayuntamiento completará hasta llegar a los citados 80.000 euros. "Lo que pretendemos hacer es promover la movilidad sostenible a través de la compra de bicicletas eléctricas y de la instalación de estaciones de recarga", explicaron los responsables municipales. En esta línea, se van a adquirir 17 unidades: 15 de ellas de paseo, y otras dos que también lleven un portabebés. "Pensamos en todos los rangos de edad que quieran usar este servicio, y entre ellas las familias", explicó el regidor allerano.

El gobierno local va a instalar tres puntos de recarga y de recogida y entrega de las bicicletas: Caborana, Cabañaquinta y Felechosa. "Así cubrimos desde la zona baja a la zona alta del concejo, y el usuario podrá dejar la bicicleta en el punto que desee", apuntaron los responsables del Ayuntamiento de Aller. La fórmula bajo la que se podrá usar este nuevo servicio es la del alquiler. "Será un precio testimonial, e incluso nos planteamos que no tenga coste para los vecinos, aunque es algo que todavía estamos estudiando", apuntó Roberto Fernández. Porque el objetivo de esta iniciativa no es el de la recaudación, sino todo lo contrario. "Lo que pretendemos es promover una movilidad sostenible, y era un proyecto que encajaba perfectamente en nuestras políticas y con el resto de iniciativas turísticas que planteamos y cuyo desarrollo tenemos por delante", explicó Juan Carlos Iglesias. No en vano, el Ayuntamiento de Aller está inmerso en el desarrollo de un gran proyecto turístico que conlleva una inversión de más de dos millones de euros y que vertebrará el concejo en su totalidad.

Compartir el artículo

stats