El Ayuntamiento de Lena ha iniciado los trabajos para asegurar los pilares del puente en la localidad de San Miguel, afectado por la erosión del caudal del río Pajares. Se trata de una segunda fase de actuación, y que complementa a la ejecutada por Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que ha intervenido en la recuperación del borde fluvial.

La segunda fase que corresponde al Ayuntamiento de Lena permite el arreglo de la cimentación del puente, que supone una inversión de unos 10.000 euros con cargo al presupuesto municipal.