Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre del Club Manuel Llaneza "es una pena, Mieres pierde un referente"

El Alcalde lamenta la liquidación de la piscina, la oposición critica la política deportiva y el SOMA censura el "abandono" de las Cuencas

Chavales participan en uno de los últimos cursillos que se van a impartir en la piscina Manuel Llaneza. | A. Velasco

"Es una pena, Mieres va a peder un referente". Así analizaban ayer el alcalde de Mieres, los portavoces de la oposición y el secretario general del SOMA-FITAG-UGT, la orden del juez de liquidar el Club Deportivo Manuel Llaneza y con él, el cierre de la piscina que gestiona en el centro de Mieres. Una posición común de lamento, pero que también incluye matices. Tanto desde el PSOE como desde el PP censuraron la política deportiva del gobierno local, mientras que el sindicato ponía esta clausura como un ejemplo de la "nula apuesta" por las comarcas mineras.

El alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, indicó que el cierre de la piscina "me resulta una pena, como para cualquier mierense". "Es una instalación con un montón de años, en la que mucha gente aprendió a nadar, y que tiene un equipo que ha cosechado muchos éxitos", abundó el regidor, para lamentar una situación irreversible "como los propios gestores han reconocido: si no se llega a un número mínimo de socios, era imposible continuar, y es una pena".

En la tristeza es en lo que coincidieron con el regidor los portavoces de PSOE y PP en el Ayuntamiento de Mieres. Gloria Muñoz, responsable del grupo municipal socialista, indicó que "estamos tristes por la decisión del cierre de la piscina, ya que nos hace perder un referente en Mieres en todo lo relacionado con el deporte base, con los equipos deportivos y sus éxitos, no solo en natación sino también en otras especialidades". En este sentido, Muñoz indicó que "los mierenses deben de tener claro que esta pérdida no es para el club, sino para todo el concejo", y agregó que el Manuel Llaneza "no solo es un club privado, es una seña de identidad del municipio, y su cierre nos hace sumirnos en un agujero difícil de rellenar".

La portavoz socialista indicó que "hemos intentando apoyar el deporte en todas sus expresiones, y las circunstancias han precipitado este hecho". Pero criticó las políticas deportivas del Ayuntamiento: "Tenemos que ser muy conscientes de que durante muchos años el gobierno de IU las subvenciones al deporte han desaparecido".

El portavoz del PP, Fernando Hernández, también se mostró apesadumbrado por un lado, y crítico por otro. "El cierre de la piscina es una pena porque es una entidad de prestigio, y de las pocas que en Mieres que consiguen tener títulos y poner el concejo en el palmarés nacional". Sin embargo, apuntó que por parte del Ayuntamiento "se ha demostrado poco apoyo, y eso es igual de triste". Cargó Hernández las tintas contra el concejal de Deportes: "Ni está ni se le espera". "Es obvio que el Manuel Llaneza es una entidad privada, pero es que el Ayuntamiento tiene que estar también para eso, para echar una mano a que no se hunda", lamentó. "Como usuario y socio que fui durante muchos años, es una pena que en Mieres sigamos perdiendo cosas". Y dijo: "Que la gente tenga claro que una vez que se pierda no se volverá a abrir".

Mientras, el secretario general del SOMA, José Luis Alperi, indicó que "es un momento amargo y triste, tanto por los 10 trabajadores que se quedan sin empleo como por la pérdida de un Club emblemático de Mieres que a lo largo de 34 años llevó el nombre de esta Villa por todo el territorio nacional a través de su equipo de natación y de otras disciplinas deportivas".

La situación, dijo Alperi "supone una pérdida mas de un servicio de referencia para los ciudadanos de la comarca del Caudal, y especialmente de Mieres, y que no deja de ser una triste fotografía y mal presagio para unos territorios caídos en el olvido, y para los que no se ve ninguna apuesta de futuro por ellas, ni ningún proyecto tractor que genere empleo y que ayude cortar la sangría de población que vienen sufriendo".

"Una falta de voluntad política que podemos denunciar mejor que nadie desde el SOMA ya que, ante las propuestas de proyectos viables que venimos planteando para estas comarcas, no hay respuesta política, solo silencios", finalizó.

Compartir el artículo

stats