Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Mieres llevará al Tribunal Constitucional el "caso Pasquines": "Es un atropello"

Vázquez critica que se archivara la denuncia por injurias que presentó tras el reparto de 30.000 folletos que le acusaban de cobros "en negro"

Por la izquierda, Ovidio Zapico, Aníbal Vázquez y Queti Rodríguez. A. Velasco

El "caso Pasquines" todavía tiene recorrido judicial. El alcalde de Mieres anunció ayer su intención de seguir dando batalla en los tribunales, "para que quienes lo hicieron paguen", tras desestimar la Audiencia Provincial el recurso de Aníbal Vázquez contra el auto judicial que sobreseía la denuncia por injurias y calumnias contra quienes lanzaron, a días de las elecciones, 30.000 folletos acusando al regidor de cobrar 150.000 euros en dinero negro. Así, el regidor adelantaba ayer que, en primer lugar, sus servicios jurídicos pedirán la nulidad de actuaciones y del auto. De no obtener un resultado satisfactorio, irán al Tribunal Constitucional.

Vázquez anunció estos movimientos en una comparecencia en la que estuvo arropado por Ovidio Zapico, coordinador de IU de Asturias, y Enriqueta Rodríguez, secretaria de Organización de la formación en Mieres. Esta última se mostró muy dura con la decisión judicial: "El auto es inexplicable porque garantiza inmunidad a los delincuentes".

Rodríguez indicó que "acusar de un delito desde el anonimato y a sabiendas de su falsedad no puede estar protegido por la libertad de expresión". Y aseguró que este auto del Juzgado Número 2 de Mieres, ratificado por la Audiencia Provincial, "supone un grave precedente, ya que cualquiera podrá acusar gravemente a un cargo político a sabiendas de que su acusación es falsa porque sabe que le saldrá gratis". "No tendrá consecuencias y podrá destrozar libremente a un cargo público con total impunidad"

Mientras, el coordinador regional de IU, Ovidio Zapico, quiso mostrar su apoyo al Alcalde de Mieres "ante esta situación kafkiana que está viviendo". El responsable regional del partido definió al regidor como una persona "íntegra y honesta. Por muchos miles de folletos que quieran lanzar desde la impunidad de la noche, o por cualquier interpretación judicial que se pueda hacer sobre los límites y los contenidos de la libertad de expresión, su imagen, su honor y su reputación están muy por encima de todo eso". "Actitudes y acciones como la sufrida por Aníbal no pueden quedar impunes y hay que preservar la figura de las personas que, además de una forma completamente altruista, militan y están en política", aseveró Zapico.

El Alcalde de Mieres quiso iniciar su intervención dando las gracias a la gente que le ha venido mostrando su apoyo ante "este atropello que se está haciendo conmigo". Y aprovechó también para poner en valor "la investigación policial, ya que se ha identificado a quien encargó los panfletos la gente que fue a recogerlos.... Es un trabajo excelente y toda la gente que participó está identificada", apuntó Vázquez.

El regidor recordó que el proceso judicial "ya empezó mal porque la jueza en Mieres ya me negaba que fuese autoridad". Y matizó que "yo lo que no quiero es ser un ciudadano de segunda y que por el mero hecho de estar en política, me tenga que contentar con que cualquiera pueda decir o montar una historia de este tipo y que se me pueda sacudir como si fuera una piñata". Además, recordó el origen de los pasquines. "Esto lo hicieron en precampaña electoral y gente que formaba parte de otra candidatura. No fueron cuatro amigos que venían de murga y dijeron ‘vamos a divertirnos’, sino que había un elemento que era deteriorar mi imagen".

"Lo que no voy a permitir es que a gente que viene como yo a la política a servir y no a servirnos, a a nuestra honestidad se la pueda llevar por delante cualquier canalla". Y advirtió de que "vamos a tratar de ir a donde podamos". Esta decisión judicial, dijo Vázquez, "abre la veda y ahora puede ocurrir cualquier cosa". El Alcalde se mostró indignado ya que "después ves como hay un rapero al que por unas letras lo meten en la cárcel y tiran la llave, y en este caso no se ha hecho nada".

"Aquí no puede darse carta de naturaleza a actitudes de este tipo con la gente que estamos en política. Y esto tiene que tener una reparación, si hay justicia en este país", apuntó el regidor, que aclaró que esa reparación no ha de ser económica, sino "que los responsables vayan a juicio y paguen por los delitos que hayan cometido, como cualquier otra persona". El Alcalde se mostró también crítico hacia la magistratura: "La misma dignidad que los jueces exigen para sí, yo la pido para mí. Veríamos el resultado si se hubiera llenado un juzgado de panfletos de este tipo".

Compartir el artículo

stats