Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los viajeros piden que el soterramiento de Langreo aumente la frecuencia de trenes

El colectivo "Asturias al tren" asegura que si no se instala doble vía y hay más servicios, la actuación solo responderá a "intereses urbanísticos"

Una excavadora trabaja en las obras para el soterramiento de la línea de Feve. | M. Á. G.

El colectivo "Asturias al tren" espera que el desarrollo de las obras del soterramiento de las vías de Feve en Langreo, cuyos trabajos acaban de retomarse tras cinco años de parón, conlleven también un aumento de las frecuencias de los trenes de la línea Gijón-Laviana y que se coloque una doble vía. Así lo expresó ayer su portavoz, Carlos García, asegurando que la entidad "siempre se ha mostrado en contra de estas obras, porque no obedecen a los intereses del ferrocarril, solo a la especulación urbanística".

García explicó que su rechazo al soterramiento "no se limita únicamente al de las vías de Feve en Langreo, nos oponemos a cualquier obra que suponga el soterramiento porque consideramos que solo perjudican a la línea". La única excepción, apuntó, fue la obra que se hizo en León para eliminar el "fondo de saco" que retrasaba el tiempo de viaje. En el caso concreto de Langreo, la obra del soterramiento, "que ya acumula además una década de retraso, ha arruinado el ferrocarril, porque lo que se necesita no es modificar la vía sino realizar una amplia reforma de los horarios, algo que lo que se opone el Principado y que estamos convencidos como usuarios de que podría revertir la actual situación que tiene la línea de Feve".

Eso sí, ya que finalmente se están realizando estas obras, desde "Asturias al tren" esperan que se "apueste por una doble vía en lugar de hacer una vía única como ocurre en la actualidad". En este sentido, el colectivo espera que el Principado reclame al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que realicen la doble vía a pesar de que los técnicos aseguren que hay capacidad suficiente con una sola vía. "Es un problema que vemos los usuarios, si hay una doble vía y se estropea un tren, la línea no queda bloqueada, por eso consideramos que la doble vía en fundamental", subrayó.

La entidad, cuyo objetivo es mejorar el servicio ferroviario en la región, ya planteó tiempo atrás una propuesta de reforma horaria para la línea entre Pola de Laviana y Gijón que establecía la puesta en marcha de servicios semidirectos. Según la entidad, se conseguiría un importante ahorro de tiempo en el viaje –unos veinte minutos– sin perder el carácter tranviario de la línea dentro de Valle del Nalón. En cuanto a las obras del soterramiento, que acaban de retomarse, están centrándose en la actualidad en labres de desbroce de la vegetación "en el entorno de los emboquilles del soterramiento y de la plataforma ferroviaria desde las bocas del túnel hasta su futura conexión con la vía en explotación", tal y como habían explicado días atrás desde el Adif.

Trabajos

Los trabajos del soterramiento de las vías de Feve en Langreo comenzaron a finales de 2009 con un presupuesto de 55 millones de euros con cargo a los fondos mineros y un plazo de ejecución de treinta meses. Sin embargo, se acabaron desembolsando 83,3 millones de euros para la construcción del túnel y quedan todavía trabajos pendientes por valor de más de 51 millones. Las obras han sufrido problemas de todo tipo, tanto técnicos como administrativos, así como de financiación. Los trabajos estuvieron paralizados durante más de un año, por el choque entre la adjudicataria y el Principado por los impagos y los sobrecostes. Posteriormente quedaron afectados por la supresión de los fondos mineros por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, estando paralizadas desde septiembre de 2017.

Ahora se llevará a cabo el proyecto de instalación de la vía, electrificación y drenaje en el túnel. Para su ejecución, la compañía adjudicataria tiene un plazo de nueve meses. La actuación incluye también el levantamiento y retirada de la vía, catenaria e instalaciones de seguridad del trazado ferroviario provisional en superficie, para la liberación de los terrenos.

Compartir el artículo

stats