Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudadanos evita que el Pleno de Langreo pida la dimisión de la alcaldesa Carmen Arbesú

El rechazo de la formación naranja unido a los votos del PSOE desbarata la moción de Unidas por Llangréu, que fue apoyada por el PP

Carmen Arbesú, en un acto en Langreo FERNANDO RODRIGUEZ

La petición de dimisión de la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, no salió adelante ayer en el Pleno municipal. La suma de los votos de PSOE, que gobierna en el concejo en minoría, y Ciudadanos hicieron posible el rechazo a la solicitud trasladada por Unidas por Llangréu, que fue respaldada por el PP. El resultado fue de diez votos en contra y nueve a favor en una Corporación municipal que se ha quedado temporalmente con dos ediles menos tras las dimisiones de Javier Álvarez (PSOE) y Jesús Sánchez (Unidas por Llangréu).

La moción presentada por el grupo formado por IU y Podemos justificaba esa petición de dimisión de la regidora en sus "reiteradas mentiras" en el Pleno, aseguraron. "Un alcalde o alcaldesa que miente al máximo órgano de representación de los vecinos no puede seguir ostentando el cargo ni un minuto", aseguró Pablo Álvarez, que ejerció ayer como portavoz municipal de Unidas por Llangréu. El edil solicitaba a Arbesú que renunciase y dejase paso a otro integrante del gobierno local.

Tanto Unidas por Llangréu como el PP subrayaron que la Alcaldesa "mintió en dos ocasiones" en el Pleno sobre el proyecto de urbanización del suelo liberado con la obra del soterramiento de las vías de Feve en Langreo, elaborado por el Principado, y el informe técnico municipal encargado para evaluar si contenía las actuaciones reclamadas por el Ayuntamiento. "Dijo que el proyecto cumplía con los acuerdos municipales aprobados en 2017 pero el informe del técnico municipal dice que no es así", afirmó la portavoz del PP, María Antonia García. Respecto a este documento, apuntó Álvarez, "comentó el 26 de mayo que no estaba hecho pero tiene fecha de tres días antes".

La Alcaldesa aseguró que "cuando dije que no estaba el documento en el expediente no estaba". El portavoz del gobierno local, Javier Castro, señaló que el informe "tuvo más de una versión" y que "en mayo no era más que un documento de trabajo".

En la moción también se requería que se diese un mes de plazo al Principado para que incluya una solución a las carencias que detectó el informe técnico en el proyecto de urbanización. Y si no hubiese una respuesta satisfactoria se denunciaría el convenio al no haber sido consensuada la actuación con el Ayuntamiento como se reflejaba en el documento, añadía.

Ciudadanos apuntó al concejal de Urbanismo, que dimitió el pasado mes, como "máximo responsable" en relación al informe y al "oscurantismo". El edil Hilario Orviz se mostró satisfecho con las explicaciones trasladadas tanto por el gobierno municipal como regional”. "No podemos tener la irresponsabilidad de parar las obras del soterramiento", dijo.

El portavoz del ejecutivo municipal indicó que el grupo socialista encargó asesoramiento jurídico externo sobre el informe técnico municipal y el proyecto de urbanización del suelo liberado por el soterramiento. Ese documento, explicó, "deja claro que el informe no es vinculante ya que solo tendría esa condición un documento del secretario".

Defiende Castro que "dos objeciones parciales a once propuestas no es una opinión desfavorable", en referencia al análisis del técnico municipal. Arbesú añadió que este documento "tenía que informar sobre la compatibilidad urbanística del proyecto y existe". El PSOE, que defendió el proceder de Cs, acusó a Unidas por Llangréu y el PP de "querer emborronarlo todo" mientras que desde estos dos grupos se respondía que querían desviar la atención.

Compartir el artículo

stats