Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hórreos a golpe de smartphone en Aller

El Ayuntamiento instalará códigos "QR" junto a estas construcciones asturianas en Casomera para que el turista conozca su historia y sus detalles

El hórreo de «Ca María Ferrera». | Irene Muñiz

Si hay una construcción típica de la arquitectura tradicional asturiana, esa es el hórreo. Y no son pocos los pueblos que tienen todavía alguno en pie. Pero no son tantas las localidades que puedan tener estos inmuebles bien conservados y que hagan de ellos un atractivo para los turistas. En el concejo de Aller hay dos localidades en las que el Ayuntamiento va a poner en marcha sendos proyectos para organizar rutas interpretativas de estos hórreos, en las que además entrarán en juego las nuevas tecnologías: Casomera y Pelúgano. Y es que combinar tradición y vanguardia es la receta que desde el gobierno local se quiere seguir para hacer del municipio un destino atractivo, y hacer gala, además, de su entrada a finales de 2020, en la red española de Destinos Turísticos Inteligentes.

El proyecto, que está siendo desarrollado por la asociación Amigos del Hórreo, va a empezar en la localidad de Casomera, donde se cuenta con más de una veintena de construcciones que van a participar de esta iniciativa. Según explicó el alcalde en funciones, Roberto Fernández, "lo que se va a hacer es una ruta por los diferentes hórreos, donde el turista va a poder conocer los detalles y la historia de cada uno de ellos".

Y es aquí, precisamente, donde entra en juego la tecnología. En cada hórreo se instalará un panel con un código "QR", que el turista podrá leer con su dispositivo móvil. "Lo que tiene que quedar claro es que los códigos no van a ir en la construcción, sino en unos postes que además se han diseñado para integrarse con el entorno, de forma que no se perturbe ni lo más mínimo, y pueda ser perfectamente compatible e integrado", explica Fernando Mora, arqueólogo de la Asociación Amigos del Hórreo.

Un hórreo con un lino tallado del siglo XVI. Irene Muñiz

Cuando el usuario lea el código con su dispositivo inteligente, podrá ver diferente contenido multimedia en función de la construcción. Desde información respecto al hórreo que tiene delante, hasta incluso vídeos de la familia propietaria del mismo, contando parte de la historia o curiosidades sobre él. "Pensamos que es un proyecto muy atractivo para los turistas, y a la vez nos sirve para poner en valor una construcción tan tradicional", explica Roberto Fernández.

El próximo 21 de agosto, en el marco de las fiestas de Casomera, se pondrá en marcha una primera visita piloto, ya que para esa fecha es probable que todavía no esté todo el montaje del proyecto terminado. Una iniciativa que ha conllevado una inversión de 17.000 euros, y que no va a ser la única que se ponga en marcha en el concejo de Aller.

Hace unos días, y dentro del programa "Asturias cultura en rede", de la Consejería de Política Llingüística, Cultura y Turismo del Gobierno regional, tuvo lugar ruta guiada, recorriendo junto a los miembros de la asociación de Amigos del Hórreo Asturiano, la localidad de Pelúgano. Y esa es precisamente la segunda localidad en la que se pondrá en marcha el proyecto turístico digital con los hórreos, al ser otro de los núcleos alleranos con más construcciones de este tipo.

El proyecto va en la línea de lo dibjado sobre el papel por el Ayuntamiento de Aller, que el pasado 2020 entraba a formar parte de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, una entidad creada por la Secretaría de Estado de Turismo y la patronal Segittur. El objetivo de este organismo auspiciado por el Estado, es de "apostar por la innovación tecnológica en los lugares vacacionales", al tiempo que se impulsa una evolución del modelo hacia "un turismo más sostenible y acorde a la transición ecológica que se está abordando en el país".

En esa línea, Aller ya ha puesto en marcha otros proyectos, como un novedoso sistema de conteo de visitantes, que el pasado febrero se instalaba en los dos de los puntos con más afluencia del municipio: el monumento natural de Les Foces del Pino y la ruta de la mítica cascada de Xurbeo.

Compartir el artículo

stats