Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Centro de Nanotecnología de El Entrego pretende captar empresas para sus laboratorios

La ocupación de los "open labs", que ponen en común a investigadores del CINN y del ámbito privado, se vio frenada por la pandemia

Uno de los «open labs» del CINN, en una imagen de archivo.

Los responsables del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN) quieren relanzar la actividad de sus laboratorios, una vez superada la fase más crítica de la pandemia, que frustró las iniciativas destinadas a ocupar estos espacios. Los denominados "open labs" están orientados a estimular la colaboración en materia de innovación entre el organismo público y las empresas privadas, poniendo en común a investigadores de ambos ámbitos para cumplir objetivos comunes.

El CINN tiene a disposición de los grupos de investigación y desarrollo empresariales doce laboratorios de entre 25 y 30 metros cuadrados, con acceso tanto a los servicios comunes como a los laboratorios del CINN necesarios para la ejecución de los proyectos de I+D. Tres de ellos están ocupados y otras propuestas no llegaron a cuajar debido al parón provocado por la pandemia. "Ahora hay tres empresas de continuo y estamos volviendo a retomar contactos porque la actividad ya comienza a ser un poco normal. No ha habido grandes novedades porque, después de la pandemia, esta época de verano tampoco es la más adecuada para que la gente esté disponible", argumentó Adolfo Fernández, director del CINN.

"Se juntaron las dos cosas: primero la pandemia y ahora este período vacacional y no han sido momentos de mucho movimiento, pero estaba funcionando bien y lo queremos reactivar", insistió Fernández. Y añadió: "Para que tenga sentido que alguna empresa esté aquí con un ‘open lab’ tenemos que tener algún tipo de colaboración porque nosotros no somos un vivero de empresas, hay otras entidades en el Principado que se encargan de esto. De las colaboraciones que empezamos con empresas, en un momento dado, si adquieren una determinada entidad, puede interesar que la empresa ponga trabajadores e investigadores en el centro para hacer un equipo mixto. Había algún contacto que estaba bastante avanzado, pero cuando vino todo esto" –indicó, en alusión a la pandemia– "lo paró".

Los "open labs" son, según detallan desde el propio Centro de Nanotecnología –"espacios de colaboración entre investigadores del CINN y tecnólogos e investigadores de empresas altamente innovadoras interesadas en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías que requieran un conocimiento especializado en el campo de los materiales multifuncionales". Se ubican en la sede central del centro, en El Entrego, y ofrecen "la oportunidad de compartir espacios, tecnologías y conocimiento provenientes tanto desde el entorno de la empresa como del CINN".

Su objetivo es "alojar temporalmente a personal investigador y tecnólogo de empresas que deseen desarrollar proyectos conjuntos con el CINN, o a emprendedores que quieran promover proyectos empresariales a partir del conocimiento surgido en el centro".

Compartir el artículo

stats