El Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN), que tiene su sede central en El Entrego, ha sumado un nuevo refuerzo a su plantilla, que permitirá potenciar la línea de investigación de biomedicina. Se trata de Ignacio Ortea, una incorporación que se suma a las de los científicos del programa "Investigo", una iniciativa gestionada por el Servicio Público de Empleo (Sepepa) que tiene como objetivo mejorar la empleabilidad de personas jóvenes que no hayan cumplido treinta años, a través de su participación en proyectos de investigación.

Adolfo Fernández, director del CINN, destacó la importancia de las nuevas incorporaciones. "Se ha adscrito a nuestro centro recientemente otro investigador y, sumando los contratos del programa ‘Investigo’, estamos creciendo", apuntó el máximo responsable del centro, que suma medio centenar de investigadores vinculados al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y a la Universidad de Oviedo. Su objetivo es combinar la investigación interdisciplinar de alta calidad con actividades de demostración científico-tecnológicas.

"Ignacio Ortea" –prosiguió Adolfo Fernández– "trabaja en la línea de nanomedicina, en proteómica. Es un investigador consolidado, que supone un gran aporte", Eso, argumentó, sumando a la llegada de los otros investigadores, supone "un refuerzo que se nota cuantitativamente, pero también de forma cualitativa. El programa ‘Investigo’ te inyecta personal que te permite alimentar distintas líneas de investigación y crecer".

En el marco del programa "Investigo" se ofertaron cinco plazas de dos años de duración para diferentes campos de investigación: técnico para estudio experimental de sistemas de átomos fríos que pueden controlarse de forma individual, así como sus interacciones, para el desarrollo de nuevas aplicaciones en simulación y tecnologías cuánticas; técnico en síntesis y caracterización de materiales moleculares funcionales en superficies; técnico en biomarcadores epigenéticos relacionados con el envejecimiento, la carcinogénesis y otras enfermedades humanas; técnico en síntesis y caracterización microbiológica de materiales inorgánicos antimicrobianos, para el desarrollo de materiales antimicrobianos basados en vidrios, vitrocerámicas y sistemas nanoparticulados; y técnico en síntesis y procesamiento de materiales multifuncionales.

El CINN suma actualmente cuarenta patentes –registradas en Europa, América y Asia– con los proyectos de investigación que desarrolla. Destacan las vinculadas con la industria aeroespacial –en concreto para materiales ultraestables para telescopios de satélites– y las que están relacionadas con nanomateriales para dispositivos electrónicos, ingeniería mecánica, salud, biocidas y materiales ópticos.