Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a 70 años de historia comercial y humana: Modas Fini cierra en Moreda

La popular tienda de ropa y tejidos allerana se clausura definitivamente tras el fallecimiento de su fundadora, Fini González, a los 90 años

Rosana, Gela e Isolina Rodríguez sostienen cuadros pintados por su madre, Fini González. D. M.

Fini González prefería perder dinero a quedarse sin un cliente. Así lo remarcan los usuarios de su tienda, sus compañeras de profesión e incluso sus empleadas. Esta práctica comercial puede ser discutida, más aún si quien la suscribe opta por fiar en los pagos sin recelo ni avaricia, incluso a quienes, por falta de recursos no ofrecen apenas garantías de futura solvencia. Con todo, a esta diligente y respetada emprendedora la fórmula le funcionó. Durante casi 70 años su tienda marcó la moda en Moreda. Vendió mucho, pero sobre todo despachó afecto y buena atención, dejando una huella imborrable en Aller. "Para mí fue una amiga y una segunda madre", afirma Mari Carmen González, la primera empleada de Modas Fini, una histórica tienda de ropa asturiana que acaba de quedar definitivamente huérfana tras el fallecimiento, a los 90 años, de su fundadora.

D. M. / Fotos cedidas por la familia

Modas Fini subió la persiana en 1954. Tras el estallido de la pandemia sus puertas no han vuelto a abrirse. En el interior del bajo comercial situado en la carretera general de Moreda perviven aún los latidos de un pasado no muy lejano en el que la localidad allerana, como todo el territorio, bullía impulsada por la fuerza fabril de la minería. "Aquí venía a comprar gente de toda Asturias, ya que Fini trabajaba muy bien y además era una persona muy buena, de la que nadie puede tener una queja", explica Maite Montalvo, amiga y clienta de la fallecida. "Pocas personas ha habido más trabajadoras y capaces que ella", añade otra vecina a las puertas de la histórica tienda, un amplio bajo comercial en el que durante décadas no faltó de nada: "Mi madre estudió corte y confección y, a pequeña escala, propuso en Moreda lo fórmula con la que ha triunfado internacionalmente Zara", apunta Gela Rodríguez, la segunda de los cinco hijos que Fini tuvo con su marido Jovino. "Paseábamos por Oviedo y se paraba en los escaparates a dibujar los diseños que le gustaban, para luego hacer una confección propia basados en ellos". Y es que Fini fue una mujer de enormes recursos: "Fue la primera del territorio en confeccionar y vender trajes tradicionales asturianos", apunta Isolina Rodríguez, otra de sus hijas. "Era de esas mujeres que fueron unas avanzadas a su tiempo y que lograron salvar todos los obstáculos que se les presentaron en el camino".

Adiós a 70 años de historia comercial y humana: Modas Fini cierra en Moreda

Esta empresaria nació en Turón, pero se crió en la Linariega, un pequeño pueblo próximo a Moreda. Tras casarse, con 22 años, abrió junto a su marido una pequeña tienda de ultramarinos con sección textil. Era 1954. En 1965 el negoció se trasladó a un local algo más grande, ya dedicado en exclusiva a la ropa. Y en 1980 el proyecto acabó de expandirse en el bajo de amplio escaparate en el que permaneció hasta que la pandemia obligó a echar un cierre que ha terminado siendo definitivo. El negocio llegó a contar con un departamento de confección con cinco trabajadoras.

Adiós a 70 años de historia comercial y humana: Modas Fini cierra en Moreda

Pero Modas Fini ha sido para los alleranos mucho más que una tienda de ropa: "Fini se hizo querer y también respetar", apunta Esperanza del Fueyo, presidenta de los Humanitarios de San Martín de Moreda. "Fue junto a otra costurera, Marga, la primera en confeccionar trajes tradicionales para los desfiles de la asociación", destaca. Pero eso no es lo que define la popularidad de la fallecida emprendedora: "Trataba a la gente con enorme cariño y durante las huelgas de los sesenta fiaba a todo aquel que no podía pagar. Se ganó el afecto del pueblo por completo", señala Esperanza del Fueyo. "No sabía decir que no y atendía a todo el mundo", afirman orgullosas sus hijas.

Adiós a 70 años de historia comercial y humana: Modas Fini cierra en Moreda

La bondad de Fini González no debe confundirse con apocamiento. "Era inteligente, inquieta y trabajadora", destacan sus hijas. Desde muy joven tuvo que ayudar a sus padres en el bar que regentaban cerca de Sotiello: "Su gran pena fue que no pudo estudiar, siempre se lamentaba". Se cuidó por tanto muy mucho de que sus cinco hijos tuvieran estudios universitarios. Mucho antes de que se pusieran de moda términos como "superwoman" para definir a las mujeres embarcadas en el sostenimiento de una doble carga familiar y laboral, ella ejerció la doble función, siempre presente en ambos frentes. A muchos de sus clientes les llamaba la atención que aquella mujer tuviera incluso tiempo para aficionarse al fútbol en una época en que era infrecuente ver faldas en una campo. Tras este interés palpitaba una sensibilidad conmovedora: "En una ocasión le preguntamos de donde le venía la afición al fútbol y nos contó que había mostrado interés para tener un tema del que poder hablar con nuestro hermano pequeño. Luego terminó gustándoles".

Fini González falleció el 4 de septiembre a los 90 años. Durante casi 70 años su tienda de moda fue un refugió para muchas familias alleranas: "Cuando entrabas en ella te envolvía un ambiente familiar", revive Esperanza del Fueyo. En las paredes del bajo aún cuelgan varios cuadros pintados por Fini, ya que la pintura fue una de sus grandes aficiones. Unos maniquíes desnudos observan los trabajos desde la penumbra. Tras el mostrador se intuye que entre las paredes se despachó mucho más que ropa. La identidad de un pueblo se cose en ocasiones en lugares insospechados.

Compartir el artículo

stats