Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de los enfermos de Parkinson se quedan sin terapia por falta de transporte

La asociación de afectados señala que unas 40 personas se quedan en Mieres sin ayuda por las limitaciones de movilidad desde los pueblos

Apoyo solidario de Agadina Cano | D. M.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que actualmente alrededor de 8,5 millones de persones parecen Parkinson en el mundo. El número de casos se ha duplicado en los últimos años debido sobre todo al aumento de la esperanza de vida en occidente. La Asociación Parkinson Asturias abrió justo en medio del citado periodo, en 2010, una sede en Mieres. Desde entonces, las instalaciones ofrecen una amplia oferta de tratamiento terapéutico, que incluye, entre otros servicios, atención de fisioterapia, logopeda o apoyo psicológico. Los responsables de la entidad calculan que más de la mitad de los enfermos que podrían beneficiarse en la comarca del Caudal de esta atención permanecen excluidos por un problema de transporte.

La Asociación Parkinson Asturias atiende actualmente en sus dependencias de Nuevo Santullano a treinta enfermos. Reciben diferentes terapias para mejorar su calidad de vida y ralentizar los afectos de esta cada vez más extendida dolencia degenerativa. La cobertura, no obstante, podría ser mucho mayor. Sabino Canga es el presidente de la delegación comarcal de la entidad: "Calculamos que en el territorio puede haber alrededor de otros cuarenta enfermos que no acuden a las terapias de la asociación por una simple cuestión logística". El obstáculo es el transporte, apunta: "Hay mucha gente mayor que reside en los pueblos y que no tiene facilidades para desplazarse hasta Santullano". La consecuencia de esta limitación en la movilidad es un más rápido avance de la enfermedad al no poder activarse todo el frente terapéutico que la Asociación Parkinson Asturias ofrece actualmente desde Mieres.

El colectivo trabaja intensamente para intentar ayudar a los muchos enfermos que tienen limitaciones económicas y de recursos humanos para acceder a las terapias que tienen a su alcance. Hasta el próxima 20 de septiembre, por ejemplo, la Casa de Cultura Teodoro Cuesta de Mieres acoge la exposición "Mi papel de Seda", una muestra que reúne las creaciones artísticas de Agadina Cano Fidalgo, presidenta del colectivo de Amas de Casa de Pola de Lena El objetivo de esta muestra solidaria es contribuir a la difusión del trabajo que realizan las asociaciones "Alcer" (Asociación Lucha Contra las Enfermedades Renales) y "Parkinson", por el bienestar de los pacientes con ambas patologías. "Es importante dar difusión a la labor que realizamos desde las asociaciones", apunta Sabino Canga.

El Parkinson es una afección degenerativa del cerebro asociada con síntomas motores (movimiento lento, temblor, rigidez y desequilibrio al caminar) y una amplia variedad de complicaciones no motoras (deterioro cognitivo, trastornos de salud mental, dolor y otras alteraciones sensoriales). La dependencia que normalmente se genera para poder realizar desplazamientos fuera de los lugares de residencia hace que el transporte se convierta muchas veces en una problema a la hora de poder acceder a tratamientos. "En la medida de nuestras posibilidades intentamos ayudar a quienes necesitan ayudas, pero actualmente habrá más de cuarenta enfermos sin posibilidad de acudir a terapia por una simple limitación de transporte", explican los responsables en Mieres de Parkinson Asturias.

Los propios enfermos recuerdan que las deficiencias motoras, incluidos los movimientos involuntarios (disquinesias) y las contracciones musculares involuntarias dolorosas (distonías), contribuyen a las limitaciones en el habla, la movilidad y, por lo tanto, a las restricciones en muchas áreas de la vida. La progresión de estos síntomas y complicaciones disminuye notablemente el funcionamiento y la calidad de vida, lo que da como resultado altas tasas de discapacidad y necesidades de atención, así como estrés y carga para los cuidadores.

Los tratamientos terapéuticos son una herramienta eficaz para frenar un rápido avance de la enfermedad. Pero el transporte aparece una y otra como factor limitante: "La asociación organizaba desplazamientos el HUCA para asistir a tratamientos de movilidad en piscina, pero se han tenido que suspender debido a la pérdida de la subvención que facilitaba el traslado", lamenta Sabino Canga.

Alta mortalidad

La OMS ha avisado de que la discapacidad y la muerte a causa del Parkinson están aumentando "más rápido" que cualquier otro trastorno neurológico. De hecho, las estimaciones actuales sugieren que, en 2019, provocó 5,8 millones de años de vida ajustados por discapacidad, un aumento del 81 por ciento desde 2000, y causó 329.000 muertes, lo que supone un incremento de más del cien por cien desde el año 2000.

La Casa de Cultura de Mieres acoge hasta el próximo día 20 de septiembre una exposición de las creaciones artísticas de Agadina Cano Fidalgo, presidenta del colectivo de Amas de Casa de Pola de Lena. El objetivo de esta muestra solidaria es contribuir a la difusión del trabajo que realizan las asociaciones "Alcer" y "Parkinson". En la foto, los presidentes de las delegaciones locales de las asociaciones, Rosa López y Sabino Canga.

Compartir el artículo

stats