Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos piden que Canteli sea "persona non grata" en Mieres: "Es un ‘hooligan’"

La agrupación vecinal censura los ataques "descerebrados" del alcalde de Oviedo al municipio y conmina al Ayuntamiento a "cerrarle las puertas"

Aníbal Vázquez, alcalde de Mieres.

"Este señor ya se ha salido dos veces del tiesto y ya es hora de que los responsables del Ayuntamiento de Mieres le cierren las puertas de nuestro concejo". Así de tajante se mostraba ayer Arsenio Díaz Marentes, presidente de la Agrupación Vecinal de Mieres, tras la última "afrenta" del alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, contra el municipio, por el traslado de Minas al campus de Barredo. El responsable del colectivo ciudadano ha puesto sobre la mesa una clara reivindicación hacia la Corporación mierense: la declaración de "personan non grata" en el concejo para el regidor ovetense.

Las últimas palabras de Canteli sobre el campus de Barredo y el concejo, afirmando que él, como padre, preferiría que sus hijos se quedaran en casa antes que ir a estudiar a Mieres, ha sido la gota que ha colmado el vaso que el regidor ovetense –como denunciaron los vecinos– ya había llenado lo suficiente con otros ataques directos, como el proferido el pasado marzo, cuando la Universidad de Oviedo desvelaba sus planes de enriquecer el campus de Mieres con el traslado de la escuela de Minas, ubicada en la capital del Principado, para reubicar todos los estudios de la disciplina en el campus de la comarca del Caudal.

Entonces, Canteli aseguraba que "parece que se quiere trasladar a Minas a un centro para enfermos terminales sin ningún futuro", en unas declaraciones por las que se le exigió una aclaración por parte de todos los grupos políticos de Mieres, incluyendo a su propio partido, el PP.

Alfredo Canteli, regidor de Oviedo. | Luisma Murias

Ahora, tras esta nueva polémica, los vecinos han dicho basta "hacia el ninguneo que el alcalde de Oviedo quiere hacer de nuestro concejo y nuestro campus". "Si no supiera la edad que tiene, diría que este hombre ‘chochea’", aseguraba ayer un molesto Arsenio Díaz Marentes, que mostró sus razones para pedir que Canteli sea nombrado "persona non grata" en Mieres. "Se está comportando como un auténtico ‘hooligan’, sin razonamientos y solo con ataques y menosprecios hacia el campus de Mieres, hacia el concejo y hacia los mierenses", afirmaba el responsable vecinal. "Sabemos que está claramente influido por Vox y no puede ser que el alcalde de una de las ciudades más importantes de Asturias tenga ese tipo de actitudes y de comportamientos hacia otros territorios asturianos", manifestó.

"Menosprecio"

El portavoz de la Agrupación Vecinal de Mieres indicó que "el campus de Barredo se hizo con dinero público, es un campus más de la Universidad y tiene todo el derecho a tener cuantas titulaciones sean pertinentes". En el caso de Minas, apuntó, "si la Universidad de Oviedo, dentro de su autonomía, ha decidido que se traslade a Mieres, será por algo". Pero lo que está claro, prosiguió, es que "si Canteli quiere defender que la escuela se quede en Oviedo, no debe hacerlo a base de chantaje o de menospreciar a este concejo, donde esperamos que los responsables municipales tengan una respuesta contundente y le cierren las puertas. No es una persona bienvenida aquí después de eso ataques propios de un descerebrado".

El traslado de Minas a Mieres fue anunciado la pasada primavera por el Rector, Ignacio Villaverde, y desde el Principio se topó con la frontal oposición del Ayuntamiento de Oviedo. El último capítulo de esta, parece, historia interminable, llegó días atrás. Canteli, tal y como informó LA NUEVA ESPAÑA, se ha negado a facilitar ninguna operación urbanística para trasladar las facultades de Ciencias, Formación para el Profesorado e Ingeniería Informática a los terrenos del antiguo HUCA en El Cristo a no ser que la Universidad se replantee el traslado de Minas.

Compartir el artículo

stats