Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No era conflictivo", aseguran sobre el hombre que falleció en La Felguera al caer en un bar tras una pelea

La víctima se desvaneció y se golpeó la cabeza contra una ventana en presencia de los policías que habían acudido alertados por la disputa con otro cliente

El establecimiento en el que se produjeron los hechos. | M. Á. G

Un hombre de mediana edad falleció a última hora de la tarde del lunes tras sufrir un desvanecimiento y golpearse la cabeza contra una ventana en un bar de La Felguera. Poco antes, la víctima había protagonizado una discusión que derivó en una pelea con otro de los clientes del establecimiento. La caída mortal se produjo en presencia de los policías que habían acudido al bar, alertados por la disputa. Los servicios sanitarios estuvieron una hora intentando reanimar, sin éxito, al hombre accidentado. La autopsia determinará la causa exacta del fallecimiento.

Ana Urdangaray, a la puerta de su establecimiento. | M. Á. G.

Los hechos se produjeron sobre las ocho de la tarde, en un local de la calle Norte, en pleno casco urbano de La Felguera. Según explicaron responsables de la Policía Nacional dos hombres que estaban en el interior del negocio se enzarzaron en una discusión que acabó a golpes. Los agentes fueron alertados de la disputa, pero cuando llegaron al establecimiento la riña ya había terminado y ambos se encontraban "en actitud amigable" , en estado "ebrio". En ese momento, uno de los clientes implicados en la disputa –indicó la Policía– sufrió un desvanecimiento, golpeándose la cabeza contra "una superficie dura", la estructura metálica de una ventana. El hombre acabó falleciendo.

Algunas de las personas que se encontraban en el establecimiento cuando ocurrieron los hechos indicaron ayer a este diario que el hombre fallecido, "de unos cuarenta años" de edad, es "una persona tranquila, para nada conflictiva". También apuntaron que había llegado solo al local. La disputa y la posterior pelea se inició en el establecimiento, aunque después se trasladó al exterior. Posteriormente, los dos clientes entraron de nuevo en el bar. Fue allí donde se produjo el fatal desenlace, ya con los agentes allí. Un ambulancia se desplazó a la zona y los servicios sanitarios estuvieron intentando reanimar, sin éxito, "durante una hora" al hombre, explicaron los testigos de lo sucedido, que se mostraron impactados por lo ocurrido.

Sorpresa

Una sensación parecida, mezcla de conmoción y sorpresa, se respiraba en el resto de la céntrica calle Norte, uno de los principales ejes comerciales de La Felguera. Ana Urdangaray, es propietaria de un negocio situado a escasos metros del bar, en la misma acera. Esta empresaria relató que salió a la calle tras escuchar ruidos, para "ver qué estaba pasando". "Hacia las ocho menos cuarto de la tarde yo estaba dentro del establecimiento y empecé a sentir a un señor lanzando insultos, pero me despreocupé. Minutos antes de las ocho volví a salir para cerrar la persiana y entre dos coches había un chico en el suelo y otros dos hombres, que se veía que estaban bebidos, intentando levantarlo. Lo consiguieron levantar. El chico recuerdo que llevaba una chaqueta roja. Fue lo único que vi porque luego ya cerré la persiana".

Urdangaray detalló que "cuando levantaron" al hombre "se tambaleaba, pero se aguantaba perfectamente. En ningún momento se podía prever lo que finalmente ocurrió y de lo que me enteré ya esta mañana".

El pasado 6 de agosto, un hombre de resultó herido por arma blanca en el distrito langreano de Lada tras una reyerta. La disputa se inició alrededor de las cinco de la tarde en un establecimiento hostelero ubicado en pleno centro de Lada, en la calle Sabino Alonso Fueyo. Fuentes de la Policía Local, que colaboraron con la Policía Nacional en el caso, señalaron entonces que se había producido una pelea entre dos personas. La pelea derivó en que uno de ellos hirió al otro con un arma blanca en el brazo y se dio a la fuga Tras una primera atención médica, la víctima presentaba una herida de arma blanca en la zona de la muñeca.

Compartir el artículo

stats