Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lena da luz verde a la urbanización del polígono de Villallana, con 5 millones

El Pleno aprueba sacar a licitación los trabajos que llevan más de tres lustros de retraso en un área industrial ocupado íntegramente por Asla

Los terrenos del polígono industrial de Villallana. Luisma Murias

Tras casi dos décadas, la urbanización del polígono de Villallana, en Lena, está más cerca que nunca. El equipo de Gobierno local convocó para ayer un Pleno extraordinario en el que se aprobó iniciar el proceso de licitación de unas obras que cuentan con un presupuesto de cinco millones de euros de los fondos mineros. Unos trabajos que tras la aprobación definitiva del plan parcial pondrán por fin en orden un polígono que nació "cojo" por la falta de un proyecto para urbanizar sus viales y reordenar sus parcelas. "Estamos muy contentos porque después de más de quince años ya sacamos adelante un proyecto fundamental, porque aunque el polígono haya funcionado, hemos tenido todas las trabas habidas y por haber", señalaba Gema Álvarez, alcaldesa de Lena, tras el pleno en el que se aprobó el inicio de la licitación por unanimidad.

"Tenemos el cien por cien de los terrenos industriales ocupados, y lo que nos permitirá es asentar una empresa que está en un crecimiento paulatino y que en Asturias no debe de haber otra que va a acometer tantas inversión, salvo Amazon", señalaba la regidora.

Hacía referencia Gema Álvarez a que actualmente, en el polígono de Villallana se asienta una empresa, Asturiana de Laminados, que cuenta con dos naves, y que hace unos meses, tal y como avanzó LA NUEVA ESPAÑA, adquirió la de Rioglass para abrir un nuevo proyecto: "elZinc Architecture", el cual ya se está desarrollando en la antigua fábrica de vidrio.

El proceso para la urbanización de Villallana lleva varios lustros de trámites. El polígono se puso en marcha en la época de la alcaldía del socialista Hugo Morán. Entonces, las empresas arrancaron su actividad sin un plan de urbanización. Con la crisis económica de 2008, la actuación se quedó sin fondos para su ejecución, y a partir de ahí, el proceso comenzó a enmarañarse y dilatarse en el tiempo.

Tanto es así, que la empresa Asturiana de Laminados tardó casi cinco años en poder acometer la ampliación de su factoría. Un proyecto que supuso una millonaria inversión (20 millones de euros), y que tenía previsto dar trabajo a un centenar de personas. Finalmente no fue hasta febrero de 2020 cuando se comenzaba a producir en la nueva línea de acabados de Villallana, aunque el volumen de empleo fue al final de una treintena de personas. Un retraso que fundamentalmente fue debido a la falta de terrenos y de un polígono debidamente urbanizado.

Ahora, tras décadas de fallidas intentonas, la última revisión de los fondos mineros del plan 2013-2018 consignaban cinco millones de euros para la urbanización del área industrial, a los que el Principado daba también luz verde. Con el movimiento dado ayer por el ayuntamiento de Lena, se inicia la licitación en un proceso que se alargará durante las próximas semanas.

Paneles solares

No son las de urbanización las únicas obras que se están llevando a cabo en el polígono. Y es que la citada Asturiana de Laminados también está acometiendo una importante inversión en su fábrica. Se trata de la instalación de más de 5.000 paneles solares en la techumbre de sus naves, una iniciativa con la que la compañía dedicada a la producción y acabado de bobinas de cinc pretende generar entre el 15 y el 20 por ciento de la energía que consume. Para hacerse una idea de la magnitud del proyecto, los datos son reveladores: a los más de 5.200 paneles solares que se van instalar en la techumbre de las naves de Asla, hay que sumar unos 60.000 metros de cableado. Todo ello para producir hasta 2,8 megavatios de electricidad.

Compartir el artículo

stats