Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Cuencas necesitarán 438 plazas más en residencias en los próximos 13 años

Un informe para la consejería de Derechos Sociales prevé que la población mayor de 80 años seguirá creciendo con fuerza en la comarca

Actos en el aniversario de la residencia del Montepío en Felechosa, el pasado mes de mayo. | M. M. A.

Las Cuencas mineras son ya una de las comarcas más envejecidas de Asturias. Esta tendencia irá en aumento los próximos años, hasta el punto de que, según un estudio de la consejería de Derechos Sociales, será necesario, con las proyecciones actuales de envejecimiento de la población, que en los próximos 13 años, en los valles del Nalón y del Caudal sean necesarias hasta 438 plazas más en residencias geriátricas que las existentes actualmente. Hoy en día hay 2.103 entre establecimientos públicos y privados.

Los datos se desprenden del estudio "Previsión de la demanda de cuidados residenciales para personas mayores en Asturias", firmado el pasado año por los sociólogos Arsenio Valbuena y Jacobo Blanco, un informe encargado por el Principado de Asturias a través de la consejería de Derechos Sociales. El documento incluye, entre otros datos, que el 75,3 por ciento de los asturianos de entre 55 y 75 años prefiere envejecer en su hogar antes que trasladarse a un centro residencial. En dicho informe quedan patentes las disparidades existentes entre concejos: así, pues, el mayor incremento demográfico tanto en personas mayores de 65 como de 80 años tendrá lugar en el comarca de Avilés. En la zona de las Cuencas –áreas VII (Caudal) y VIII (Nalón)– seguirá también en aumento la población anciana. Los mayores de 65 años serán 2.877 más en el año 2035, mientras que los mayores de 80 años serán 2.614 más, según las proyecciones del estudio.

En base a los resultados del informe, la consejería de Derechos Sociales trabaja con tres escenarios: uno, de continuidad del sistema. Otro, realizado con los datos de demanda de las futuras personas usuarias, que sería ideal, aunque quizá poco realista, según el estudio, ya que la mayor parte de la gente no quiere, en principio, ingresar en una residencia. Y un tercero, a medio camino entre los dos anteriores. En el más probable de estas situaciones, en las Cuencas serían necesarias 438 plazas residenciales adicionales a las ya existentes.

En el apartado de conclusiones, el documento de Servicios Sociales recomienda el desarrollo de un modelo de atención predominantemente domiciliario, que involucre a toda la sociedad, a los usuarios y a las familias en los cuidados y en la financiación. También sugiere la promoción de modelos más hogareños y de sistemas específicos en zonas rurales, como núcleos de convivencia, programas de vivienda accesible y otras actuaciones complementarias para la distribución de comida y cuidados en el hogar.

En la comarca del Nalón existen actualmente 19 centros geriátricos (15 en Langreo, dos en San Martín del Rey Aurelio, uno en Laviana y uno en Sobrescobio), mientras que en el valle del Caudal hay 13 (en Mieres 9, una en Lena y 3 en Aller).

Las plazas residenciales existentes, además, crecerán ya seguro en los próximos años. En Sama en la calle Constitución, a principios de este año comenzaron las obras de construcción de un nuevo geriátrico, que impulsa el grupo Residencias Aramo. Se trata de una instalación en la que se están invirtiendo 5 millones de euros, y que aprovecha la fachada de un edificio protegido ubicado en una de las principales arterias de Langreo.

Esta nueva residencia contará, según la planificación que se dio a conocer, un total de 118 plazas. En ella trabajarán entre 35 y 40 personas. El edificio ocupa una parcela de 3.500 metros cuadrados, las obras durarán entre 18 y 24 meses, y además de las habitaciones, contará con zona de rehabilitación y de formación.

Compartir el artículo

stats