Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La defensa pide que un médico evalúe si el anciano que mató a otro en el hospital de Langreo debe salir de la cárcel

Solicita al juez un informe forense de la salud de C. S. M., de 87 años, y de cómo puede afectarle seguir en prisión provisional

Agentes de la Policía Nacional a su salida del hospital Valle del Nalón, el pasado 14 de septiembre. | M. Á. G.

El abogado defensor del anciano langreano que el pasado 14 de septiembre mató a su compañero de habitación –un nonagenario lavianés– en el hospital Valle del Nalón ha pedido al juez que instruye el caso que un médico evalúe el estado de salud de C. S. M, de 87 años, y determine cómo puede afectar en su posible deterioro el hecho de estar en prisión. La solicitud se enmarca en el recurso que el letrado José Javier Menéndez Rodríguez ha presentado para que su defendido abandone la prisión de Villabona, con el objeto de cumplir el período de reclusión provisional en un centro gerontológico o algún equipamiento similar, bajo vigilancia.

"Pido que lo vea el médico forense", indicó Menéndez. "La intención del recurso es que se aporte documentación sobre su estado de salud, que haya una información más concreta sobre esta cuestión porque es la manera de tener un elemento objetivo para decidir si esto que yo solicito (la prisión preventiva atenuada) se ajusta a la realidad y por lo tanto se puede conceder".

El abogado defensor remarcó que "dada su edad avanzada hay que ver cuál es su situación. Ver qué es lo que tiene actualmente, sus dolencias, qué es lo que ha tenido y cómo puede afectar a su salud el hecho de estar en prisión. Ver si puede ir perdiendo poco a poco facultades y si eso pueda implicar, incluso, que no se le pueda llegar a juzgar". Y añadió: "En definitiva se trata de objetivar la situación actual y ver qué podía pasar. Si una persona mayor ya se deteriora estando en casa o en un centro geriátrico, más lo hará estando en prisión".

A la espera de que el juez instructor decida, la Fiscalía del Principado ya mostró la pasada semana su rechazo a la petición de la defensa de la prisión atenuada, al esgrimir que C. S. M. podría reincidir. Considera que tras haber presuntamente asesinado a su compañero de habitación no puede regresar a la residencia de mayores en la que vivía en Sama ni a otro centro similar.

En su informe al recurso presentado por la defensa, el Ministerio Fiscal, sostiene que "no se ha acreditado que el investigado padezca una enfermedad que pueda agravarse por su ingreso en el centro penitenciario, sin perjuicio de que se practiquen los informes forenses necesarios para determinar su estado de salud, que por otro lado está siendo supervisado por la prisión asturiana, sin un aparente riesgo para su vida".

Compartir el artículo

stats