Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mieres ya ha reclamado a la aseguradora los 202.219 euros que costó arreglar el puente Seana

El gobierno amenaza con los tribunales si la firma de cobertura del camión que dañó el viaducto rechaza asumir el pago de la factura

Una imagen de archivo de las obras del puente Seana, a finales del mes de junio. | D. M.

El Ayuntamiento de Mieres ya ha trasladado al seguro de la empresa del camión que se estrelló contra el puente Seana en octubre de 2018 los costes de la obra que se abordó en julio para arreglar los daños estructurales que sufrió la estructura que pasa por encima del río Caudal y de la autovía A-66. El Consistorio reclama concretamente 202.219 euros, según apuntó ayer el gobierno local.

El vicealcalde de concejo, Manuel Ángel Álvarez, confirmó ayer a la oposición municipal, a pregunta del PP, que el requerimiento a la aseguradora ya está tramitado. El gobierno de Mieres confía en que la aseguradora asuma finalmente los costes de la reparación del puente Seana. Con todo, no hay ninguna garantía de que así sea. La firma se ha mostrado desde el inicio del proceso reticente a aceptar un proyecto que, a su juicio, era innecesario, abogando por una intervención notablemente menor en el viaducto. El Ayuntamiento, pese a las presiones, se terminó decantando por seguir las directrices del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, procediendo a la sustitución completa de la viga central del puente.

Ante la posibilidad de que la aseguradora termine rechazando el pago de los 202.219 euros que reclama el Ayuntamiento de Mieres, la postura del gobierno local será inflexible. El Vicealcalde fue ayer tajante al adelantar que, ante ese supuesto, el Consistorio emprendería las oportunas acciones judiciales para poder cobrar el citado importe de la obra, dinero que lógicamente ha tenido que adelantar y que ya ha sido abonado a la empresa adjudicataria de las labores.

Nuevo pilar

El puente Seana se apoya sobre su nuevo pilar desde mediados de julio. Los trabajos de arreglo del viaducto se centraron en lo sustancial en corregir los daños estructurales que sufrió el puente tras el impacto que recibió en octubre de 2018 por la colisión de un camión. Las obras arrancaron el pasado 13 de junio y se prolongaron durante dos meses. La reconstrucción del tablero y la imposta afectada en toda la longitud de la citada viga ha obligado a sustituir un tramo de puente de 15,8 metros.

Debido a las obras, la calzada de conexión con León, que pasa bajo el viaducto, permaneció cerrada por completo al tráfico a lo largo de un kilómetro durante 25 días, hasta el 8 de julio.

El puente de Seana es la conexión más directa y habitual entre el casco urbano de Mieres y la margen oeste del río. De esta forma el viaducto absorbe un intenso tránsito peatonal hacia la estación de tren de la ciudad, el concurrido paseo fluvial y el polígono industrial de Gonzalín.

Compartir el artículo

stats