Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrancan las ansiadas obras para reparar la carretera entre Sotrondio y Figaredo

Los trabajos supondrán la mejora en más de 14 kilómetros de los 24 que tiene la vía y pondrán fin a las inundaciones de Peñule, en Turón

Obreros trabajando ayer en el inicio de las obras en Turón. | D. O.

Años peticiones, de reclamaciones, incluso de movilizaciones y al fin las máquinas comenzaron ayer a trabajar en la reparación de la carretera AS-337, la vía que une las cuencas del Caudal y del Nalón, desde Figaredo (Mieres) a Sotrondio (San Martín del Rey Aurelio) por el alto de la Colladiella.

Lo reconoció el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, que afirmó que "se trata de dar respuesta a las demandas de los vecinos que habían peleado mucho por una obra que viene a resolver problemas de la gente". Además, aseguró "se hará en un tiempo récord porque hay siete meses de previsión para unos trabajos que suponen una inversión de más de 1,4 millones de euros". Calvo explicó que la obra se centra en "estabilizar zonas con riesgo de desprendimiento y mejorar el firme" y reconoció que no se actuará en toda la vía, "pero es un salto muy importante".

El viceconsejero de Infraestructuras, Movilidad y Territorio, Jorge García, fue el encargado de detallar la actuación en una carretera que tiene 24 kilómetros entre el valle de Turón (Mieres) y el de Santa Bárbara (San Martín del Rey Aurelio). García explicó que las obras "supondrán la renovación de un 60 por ciento de la vía, algo más de 14 kilómetros". En distintos puntos del recorrido "se construirán ocho muros, cinco de hormigón y tres escolleras". Además, apuntó, una de las actuaciones más importantes, y también más demandadas, tendrá lugar a la entrada del valle de Turón desde Figaredo, en Peñule. Cuando las lluvias son fuertes se producen inundaciones por el desbordamiento del río Turón. "En esta zona "se va a hacer una cambio en la rasante para facilitar la evacuación de las aguas y evitar las inundaciones", aseguró el viceconsejero. Jorge García aclaró que las obras se realizarán "en las zonas más transitadas de la carretera, la que comunica el valle desde Urbiés hacia abajo con Mieres y en el otro extremo hasta Blimea y Sotrondio". "Quedará pendiente el alto de la Colladiella, que es la zona menos transitada y sobre la que se actuará en un futuro", avanzó.

La obra incluye el aglomerado y repintado de tres tramos: desde Sotrondio hasta Perabeles, en San Martín del Rey Aurelio, y desde Les Matielles hasta El Pindal, en la zona de Urbiés, y de La Veguina a Figaredo, ambos en Mieres.

Además, se actuará sobre las márgenes de la carretera para eliminar pequeñas irregularidades, se mejorarán los drenajes, se limpiará todo el tramo y se repondrá el firme. El contrato incluye la reposición e instalación de barreras de seguridad, así como el pintado de marcas viales en los tramos pavimentados.

A la visita de Calvo y García ayer al inicio de las obras en Turón se sumaron representantes de los ayuntamientos de Mieres y San Martín del Rey Aurelio. Manuel Ángel Álvarez, teniente de alcalde de Mieres, reconoció que se trata de "una obra importante y esperada" al ser "una carretera muy transitada por los vecinos". "Todos sabemos lo lenta que es la administración pero esta obra se alargó más de lo debido", reconoció.

Por su parte, el concejal de Obras y Urbanismo de San Martín, Jairo García, mostró su esperanza de los trabajos "no se alarguen mucho en el tiempo. García recordó que esta actuación "era una reclamación de los vecinos del valle de Santa Bárbara, una de las parroquias más grandes del municipio".

Compartir el artículo

stats