Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polonia se inspira en Asturias

Una delegación de la región minera de Silesia visita el Principado para buscar modelos de transición hacia una industria sin carbón

La delegación polaca, ayer por la tarde ante el castillete del pozo Barredo, en Mieres, con Tomasz Janik en el centro con camisa blanca. | D. O

Tomasz Janik es subdirector de Estrategia, Fondos Europeos y del Departamento de Atención al Inversor del Ayuntamiento de Bytom, una antigua ciudad minera en Polonia que ha visto en Asturias un ejemplo a seguir. Janik explica que según el contrato social firmado entre la administración y los trabajadores, las minas polacas deberán cerrar definitivamente en 2049, aunque en realidad no tiene nada claro que vaya a ser así. "La crisis energética nos lo pone muy difícil", reconoce.

Tanto que "ahora en realidad lo que estamos haciendo allí es buscar mineros para trabajar", y bromea con que "primero vino una pandemia, luego la guerra de Ucrania, solo nos faltan los aliens". En Bytom hay 2.500 personas trabajando en las minas y en toda la región, Silesia, son 60.000 trabajadores, una cifra que se duplica hasta las 120.000 personas si se suman los empleos indirectos. En todo caso, todo tiene fecha de caducidad y una delegación de Silesia está estos días en Asturias buscando ideas para esa transición que deberán afrontar tarde o temprano. Los polacos visitaron ayer la instalación de geotermia del Pozo Barredo, en Mieres, que nutre de calor al cercano campus universitario, además de a otros equipamientos de la capital del Caudal como el Hospital Álvarez-Buylla o la sede de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN).

Janik destacó el trabajo que ha hecho Asturias en su transición a otro modelo tras el cierre de las minas y apuntó que lo que más le sorprende, para bien, "es la colaboración entre la administración regional y los ayuntamientos".

Juan Carlos Aguilera, director general de Industria del Principado, que acompañó a la delegación de Silesia durante su estancia en Asturias, destacó la importancia de estas visitas. "Ellos ven Asturias como un referente en esa transición justa", apuntó, para proseguir que "algo que muchas veces no vemos los propios asturianos". Para Aguilera, la visita de expertos de otros países "demuestra que Asturias es un modelo a seguir en las distintas actuaciones que hemos venido desarrollando dentro de la transición justa". Este encuentro astur-polaco se concretó en dos jornadas de trabajo promovidas por la Comisión Europea, en el marco del programa "ExchangeEU". El objetivo de este programa es analizar los retos y desafíos derivados del cierre de la minería y la descarbonización del sector industrial.

En Silesia aún tienen tiempo. Su fecha límite para cerrar las minas de carbón es aún lejana y con estos viajes a Asturias pueden ver lo que se ha hecho bien o lo que se ha hecho mal en una región parecida. La delegación fue recibida el miércoles en Oviedo por el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, quien les expuso algunas de las líneas y políticas desarrolladas por Asturias para afrontar un proceso que, en su opinión, "ha de ser necesariamente justo con nuestras regiones y municipios". Durante la mañana, los representantes polacos se reunieron con la directora general de Energía, Minería y Reactivación, Belarmina Díaz, y con los directores generales de la Fundación Asturiana de Energía (FAEN) y del IDEPA. Por la tarde, los integrantes de la delegación de Silesia mantuvieron un encuentro en Oviedo con responsables de Acom y con representantes municipales de Lena, Ibias, Morcín y Laviana.

Compartir el artículo

stats