Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Estamos abandonados; vamos a quedar cuatro", claman los ganaderos en Caso

El certamen, recuperado tras dos años ausente, cumple 128 ediciones, reuniendo en El Campu a 33 explotaciones del concejo con 210 reses

29

El concurso de ganado de Caso celebra su 128.ª edición

Los ganaderos lanzaron ayer en Caso un claro mensaje mientras mostraban sus mejores reses en uno de los concursos exposición más antiguos de Asturias. "¡Basta ya! Respeto al mundo rural", rezaba la pancarta colocada en la pista en la que se realizaron las diferentes calificaciones. Junto a ella otra en la que se leía: "Por la supervivencia de los pastores. Ganadería sí. Lobos no". El certamen local, que cumple 128 años, volvió a celebrarse tras dos ausente debido a la pandemia. Participaron 33 ganaderías del concejo del alto Nalón con 210 reses (vacas, caballos, ovejas y cabras).

Reses en el recinto ferial de Campo de Caso. | Fernando Rodríguez

En esta nueva edición, los ganaderos casinos mostraron su satisfacción por la recuperación del concurso pero también subrayaron las enormes dificultades a las que se enfrenta el sector. "Estamos abandonados", aseguró Lucía Barrial, ganadera de Soto de Caso. Coincide en la valoración José Antonio Alonso, de Bueres, que añadió que "la situación va cada día a peor".

Asistentes al certamen ganadero. Fernando Rodríguez

"Vamos a quedar cuatro ganaderos. Esto va a menos", resaltó. Barrial hizo hincapié en que entre el incremento de los costes de producción, con el alza del precio de las materias primas, los lobos y las restricciones del parque natural "todo son complicaciones". "El gasoil sube y los piensos también y el precio de la carne es el de hace 30 años", indicó. Por el pienso "se está pagando ahora un 40% más", dijo Alonso, que se refirió también a los daños provocados por los lobos. "Estamos aburridos con esta situación", comentó.

El concejal de Ganadería, Juan Ramón Vega, confirmó que existe un "incremento de los daños provocados por los lobos este año". Del pasado mes de junio hay cerca de medio centenar de expedientes en la Consejería de Medio Rural. "A ellos hay que sumarles los de los seguros privados", manifestó Vega, que es ganadero, con explotación en Campo de Caso.

Y aunque se cobran indemnizaciones por los daños del lobo "en muchas ocasiones no se encuentra el animal y lo pierdes", señaló el titular de una de las explotaciones. "Los tenemos ya al lado de casa, cada vez más cerca", afirmó José Luis Cabilla sobre los cánidos. "Todo son trabas", añadió. La situación del sector es tal que, consideran los ganaderos, "llegaremos a no poder vivir de este trabajo y habrá que buscar otras ocupaciones y esto quedará como una afición". "Ahora no da", sostiene Lucía Barrial. Tiene dos hijos a los que les gusta la ganadería pero, afirmó, "será complicado que puedan continuar dada la situación".

La cita ganadera de Caso se inició ayer con el concurso exposición y seguirá hoy con la feria. La alcaldesa en funciones, Pilar Ruiz, destacó la "buena respuesta" en la primera de las jornadas. En el certamen, los galardones especiales "Alfredo Armayor" de la raza asturiana de la montaña (casina) recayeron en la ganadería de Román Testón, de Campo de Caso, que también recibió el de mejor lote. En la calificación de las reses de asturiana de los valles, los premios especiales fueron para el toro "Gallardo", de la ganadería de María Ángeles Díaz, de Coballes, y la novilla "Cantora", de la explotación de Gabriel Sánchez, de La Felguerina. El mejor lote fue el presentado por Manuel Fernández, de Veneros.

En la categoría de asturiana de los valles "doble grupa", las grandes distinciones recayeron en el novillo "Tevergano" y la vaca "Lucera", ambos de la ganadería de Susana Calvo, de La Felguerina, que se alzó también con el premio al mejor lote. En la raza parda de la montaña los premios especiales fueron para las explotaciones de Adolfo Álvarez y Antonio Álvarez, ambos de Prieres. María Noriega, de La Felguerina, presentó el mejor lote.

El Campu acoge también la quinta edición del mercado tradicional de otoño. Una veintena de puestos con diversos artículos, entre ellos la artesanía de mimbre de Lucinda Posada, repostería u objetos de madera. También están presentes los dos elaboradores de queso casín del concejo.

Compartir el artículo

stats