Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IU denuncia la falta de médicos "crónica y prolongada" en el hospital de Mieres

La coalición pìde en la Junta soluciones para que el Álvarez-Buylla no sea "un centro de salud grande"

Aníbal Vázquez y Ovidio Zapico se saludan en la Junta General del Principado. IU

Izquierda Unida ha criticado el riesgo de que el hospital Álvarez Buylla de Mieres se convierta en un "centro de salud grande", por lo que ha exigido en el Pleno de la Junta General "medidas urgentes" y "soluciones" para asegurar el adecuado funcionamiento del este centro hospitalario. El diputado Ovidio Zapico ha rebatido al consejero de Salud, Pablo Ignacio Fernández Muñiz, quien aseguraba que estas instalaciones sanitarias operaban correctamente, esgrimiendo la propia intervención del titular de la sanidad asturiana en la sesión plenaria. "De todo lo que nos ha dicho, que nos quiere hacer creer que el hospital pasa por una situación fabulosa, solamente hay una frase muy concreta suya que demuestra que no es así: ha dicho usted que se recuperará la normalidad en un breve plazo de tiempo. Por lo tanto, no estamos ahora mismo atravesando una situación de normalidad".

Zapico apuntó que "hay una situación de deterioro, que está generando malestar entre usuarios y entre profesionales. ¿Por qué? porque hay una merma preocupante de la calidad asistencial, porque hay una falta crónica y prolongada de profesionales". Según el diputado, en estos momentos, faltan cinco anestesistas (prácticamente la mitad); hay dos plazas ya amortizadas de Traumatología; dos bajas no cubiertas desde hace casi un año en Urología; una plaza amortizada en Radiología, servicio en el que también cuenta con una enfermera menos; y una plaza por cubrir en Cardiología, con otras dos en jornada reducida. En total, ha criticado, se trata de doce plazas más dos reducciones de jornada, con el agravante de que la carencia de anestesistas está provocando la disminución de intervenciones quirúrgicas, en un contexto adverso como el generado por la pandemia. En esta situación, ha enfatizado Zapico, las listas de espera se han disparado, con algunas especialidades, como Traumatología que alcanzan ya los dos años.

En materia de quirófanos, los datos, ha recalcado el parlamentario, son preocupantes, de forma que, ha añadido, "las intervenciones han caído de una forma exponencial; en Trauma, de diez que se hacían antes semanalmente nos encontramos ahora con tres ; ojos, de tres a la semana a tres al mes; cirugía, de seis semanales a una media de una o dos, ahora mismo por semana; también en urología se han reducido en un 50%".

Y no son los únicos problemas de este Hospital donde, ha alertado Zapico, se están haciendo derivaciones incluso a hospitales a casi 130 kilómetros de distancia, un problema añadido en una comarca duramente golpeada por la crisis industrial, con un descenso demográfico importante y una población muy envejecida, con lo que se está dificultando las posibilidades de acompañamiento familiar. Y, si el paciente declina ser operado fuera, termina en un "limbo" que se puede demorar hasta tres años antes de ser intervenido.

Compromiso

La situación por la que atraviesa el Álvarez Buylla no es fruto de la mala suerte ni de la casualidad. Para Ovidio Zapico, desde mayo de 2014, cuando entró en funcionamiento este centro, "ha habido una falta total" de compromiso para continuar con la inversión y el equipamiento: "¿Qué nos hace pensar a IU de toda esta situación? que, como no lo remediemos, desgraciadamente, está caminando día a día a convertirse en un centro de salud grande. Va a dejar de ser un hospital y va a convertirse en un centro de salud grande. Conclusión, señor Consejero, deterioro de lo público implica más seguros privados, de aquellos que los pueden pagar; implica que los que ven la salud como un negocio ven aquí una oportunidad. Por eso nosotros decimos una y mil veces no a la llegada de la clínica Quirón a Asturias".

"Le pedimos medidas urgentes, soluciones", insistió Zapico para quien apostar por este hospital no tiene mucho que ver con una forma de entender la política y la sanidad: "Aquí, señor Consejero, estamos hablando de ideología. Quien apuesta por lo público tiene una ideología, como quien deliberadamente, como es el caso del PP desde hace muchos años, desmantela día a día la sanidad pública para favorecer la sanidad privada es también ideología".

Alcalde

La sesión plenaria fue seguida por el Alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, y la coordinadora local de IU en ese concejo, Beatriz González Prieto. Para el regidor mierense, la situación no puede seguir dilatándose. "Hay una preocupación de cómo está funcionando el Álvarez-Buylla; faltan especialistas, se está mandado gente a hacer intervenciones fuera. Faltan incluso cuestiones importantes para hacer el trabajo diario y algo fundamental también: hay una desmotivación por parte de los profesionales".

Frente a esta situación, el Alcalde ha reclamado que se ponga solución con la mayor brevedad posible para evitar que, como hasta ahora, se deriven pacientes a lugares tan distantes como Jarrio, cuando existe un hospital que, a pesar de tener una antigüedad de solo ocho años, languidece sin un compromiso firme en recursos humanos y materiales, por lo que exigió su recuperación "por el bien de la comarca".

Compartir el artículo

stats