Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto para geolocalizar el ganado en los montes comenzará en Aller en 2023

Más de 1.200 cabezas de ganado bovino y equino participaron en un "Mercaón" de Cabañaquinta con muchas ventas, pero a precios bajos

34

El Mercaón de Cabañaquinta, en imágenes A. Velasco

Cabañaquinta fue hoy la capital asturiana del ganado. Y es que el recinto ferial de la localidad allerana acogió una nueva edición del "Mercaón", una de las ferias más importantes, y en las que se superaron con creces las 1.200 cabezas de ganado entre equino y bovino, aunque con prominencia de caballos. Un certamen en el que se anunciaba también que el proyecto piloto impulsado desde el Principado de Asturias para gestionar y controlar las reses de forma digital, y en el que participará una ganadería allerana, se iniciará a comienzos del año 2023.

Además, el "Mercaón" también sirvió para escuchar como los ganaderos lamentaban la falta de apoyo ante el incesante incremento de los costes de producción derivados de la inflación y de la guerra de Ucrania, y en el que desde Foro y el PP exigían medidas y compromisos con el sector, especialmente en sobre la protección del lobo.

Sobre el proyecto piloto de geolocalización ganadero en Aller, el alcalde, Juan Carlos Iglesias, explicaba que "junto a la Consejería de Innovación ya se ha elegido la ganadería allerana que va a participar con vistas a que se inicie el proyecto en el comienzo del año de 2023". El regidor recordó que el Ayuntamiento, por su parte, ya ha solicitado una subvención europea de millón y medio de euros para extender esta iniciativa al resto de la cabaña ganadera del concejo, de forma que sus profesionales puedan ubicar telemáticamente a sus reses cuando estén en el monte a través de chips en los crotales.

La pequeña Nora Nogueira da un paseo en uno de los caballos presentes en la feria. | A. Velasco

Junto al Alcalde, paseaba por el ferial de Cabañaquinta la directora general de Ganadería, Rocío Huerta, que valoraba "la gran afluencia de reses y de ganaderos en la feria", al tiempo que capeaba algunas de las protestas más escuchadas en el sector, como son el encarecimiento de la crianza de los animales por la subida general de precios o los daños generados por el lobo. "Son problemas que tratamos de solucionar. Respecto al lobo, nuestra postura es clara y es que no se incluya como especie protegida, y respecto a la subida de precios, ya hemos abonado siete millones de euros en ayudas específicas al sector cárnico, y ahora estamos intentando pagar lo antes posible la parte de la PAC, ya que entendemos que los ganaderos deben de tener garantías para superar el invierno".

Ventas

Pese a que hubo muchas transacciones de ganado, el "Mercaón" ya había empezado unas cuantas horas antes. Y es que los propios ganaderos reconocían que muchos tratos se habían cerrado ya durante la noche, cuando se descargaron la mayoría de animales en los cercados habilitados en el ferial. Entre los asistentes, se encontraba el moscón Ricardo González, que había vendido dos de los seis ejemplares que trasladó hasta Cabañaquinta. "Se está vendiendo mucho ganado", explicaba este ganadero, que apuntaba que "los precios son bajos, porque se han multiplicado mucho los costes de crianza de los animales".

También en el ferial estaban Daniel García Caso, de Villaviciosa. Explicaba que "hay mucho movimiento, pero los precios, en relación a lo que ha subido todo, no están altos". "Da igual que un ternero haya subido cincuenta euros, cuando la realidad es que los piensos lo hicieron la del demonio y no compensa lo uno con lo otro", explicaba el profesional maliayés.

Críticas políticas

Por el ferial de Cabañaquinta también se dejaron ver diputados regionales, como en el caso de la portavoz popular, María Teresa Mallada, que criticaba la gestión de lobo por parte del Gobierno. "Estas ferias son imprescindibles para nuestro ganado, pero luego hay decisiones del Ejecutivo que hacen directamente lo contrario, y me refiero a la protección del lobo", aseguraba la diputada popular, para exigir al Gobierno asturiano que presione en Madrid para que se excluya este animal como especie protegida. "Acaba de haber una votación en la UE a favor de que se rebaje la protección del lobo, y es una llamada al Gobierno central para que tome nota", apuntó Mallada.

A la feria también asistió el portavoz de Foro, Adrián Pumares, que en su caso, además de exigir una mejor gestión del problema del lobo, reclamó al Gobierno de Adrián Barbón "un compromiso presupuestario firme con el sector ganadero".

Compartir el artículo

stats