Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La telecabina de Parajes no restará esquiadores a Fuentes, aseguran los hosteleros alleranos: "Hay mercado para todos"

El presidente de Aller Experiencias entiende que mantendrán su clientela pese a la instalación del nuevo remonte en la estación de Valgrande

Armando Valdés, en Fuentes de Invierno. | Irma Collín

"Si hay nieve, hay mercado para todas las estaciones, incluso para las de León, por lo que no tememos que la nueva telecabina de Pajares nos vaya a restar afluencia". Son palabras de Armando Valdés, presidente de la asociación turística allerana Aller Experiencias y director de la escuela de Esquí de Fuentes de Invierno, que entiende que el nuevo remonte instalado en Valgrande no va a suponer una merma de clientes en el valle allerano.

"Nosotros no vemos como una amenaza la instalación de la telecabina, ya que cada estación tiene sus fortalezas y son diferentes, por lo que no pienso, a priori, que nos vaya a restar afluencia", señala Valdés, para subrayar que "el mercado es lo suficientemente grande para que llegue gente a las estaciones asturianas y leonesas". En esa línea, el presidente de Aller Experiencias apuntó que "de hecho, viendo la intensidad de las reservas que vamos teniendo ahora, creemos que si hay nieve este año puede ser incluso mejor que el anterior, que ya fue histórico".

Valdés entiende que a las estaciones llegan tres tipos de clientes, y suelen tener ya una idea prefijada de qué estación escoger, más allá de días puntuales. "Por una parte está la gente que se desplaza desde el centro de Asturias a esquiar cada día y que normalmente prefiere una estación a otra, aunque no quita que, si por ejemplo Pajares está cerrada, vengan a Fuentes o viceversa", señala Valdés. El segundo perfil de usuario, en el que entiende el experto que pueden influir más los localismos, "es aquella gente que o bien tiene una segunda residencia cerca de una u otra estación, o bien los que pertenecen a clubes, que ya sí están mucho más vinculados o atados a un complejo concreto". Y para finalizar, Valdés apunta al perfil del turista: "Quizá este tipo de cliente busque más lo que se le puede ofrecer en actividades ‘après ski’, es decir, después de esquiar: gastronomía, entorno…". Por todo ello, Valdés entiende que la telecabina no restará clientes a Fuentes de Invierno.

Más allá de la telecabina de Valgrande-Pajares, la preocupación real de Valdés pasa por la nieve. "Eso es lo que realmente nos puede preocupar, que esta campaña venga con poca nieve, pero aún así pensamos que de cara a la próxima semana ya van a venir nevadas que permitan ir asentando una base sólida", señala el responsable del colectivo turístico. Eso sí, se muestra poco esperanzado de que esas hipotéticas precipitaciones den para abrir en el puente de la Constitución. "Nosotros ya pensamos más en las navidades, que son un periodo más largo y en las que suele haber bastante más gente, y es el primer gran impulso de la campaña", apuntó el responsable de la asociación, que confía en que la nieve haga su trabajo y pronto las pistas estén ya disponibles para los usuarios.

Retraso

Lo que tampoco ha apreciado Armando Valdés es un incremento en las reservas en la vertiente allerana después de que se anunciase que Valgrande-Pajares no tendrá lista la telecabina hasta Navidad, perdiéndose así las primeras semanas de temporada, siempre que haya nieve. "No hemos notado nada especial, porque además, tampoco es seguro que aquí se pueda abrir, dependemos de la nieve", indicó el responsable de la asociación allerana. "Lo que sí hemos notado son muchas ganas de la gente por esquiar, con un buen número de prereservar y contactos desde ya el mes de septiembre", señaló Valdés.

Con todo listo en Fuentes de Invierno, y a falta de las labores de revisión en la telecabina de Pajares, los esquiadores están ya aprovechando para sacar sus abonos de temporada a precios reducidos. Ahora, solamente falta que la climatología haga su trabajo, y a las nieves caídas la pasada semana, se sume un nuevo frente que por fin ponga sobre las pistas los espesores suficientes como para que esquís y tablas comiencen a deslizarse.

Compartir el artículo

stats