Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La estaciones, todavía "verdes": la falta de nieve impedirá estrenar este viernes la temporada de esquí en Asturias

Las previsiones apuntan a que se pueda alcanzar el espesor suficiente en los complejos Fuentes de Invierno y Pajares a mitad de diciembre

La estación de Fuentes de Invierno, sin nieve en la parte baja, ayer al mediodía. | A. V. Andrés Velasco

Este viernes, 2 de diciembre, estaba previsto el inicio de la temporada de esquí en Asturias. Al menos, esa era la fecha oficial fijada por el Gobierno del Principado, "siempre que hubiera nieve y las condiciones adecuadas para permitir la apertura" de las estaciones. Pues con las previsiones en la mano, y a falta de comunicación oficial, todo apunta a que ni la lenense de Valgrande-Pajares, ni la allerana de Fuentes de Invierno, van a poder contar con sus primeros esquiadores del curso, ya que la nieve, a priori, no hará acto de presencia, y menos en cantidad suficiente que permita una apertura de las pistas.

Como ejemplo ilustrativo, basta ver cómo se encontraba Fuentes de Invierno ayer. Las pistas todavía son sendas verdes en la montaña y salvo en la parte alta, donde se divisa alguna zona blanca de la escasa nieve caída hace una semana, no hay ni rastro del blanco elemento. Las previsiones para esta semana son muy similares. En los partes apenas se vislumbran tres centímetros de nieve a lo largo de la semana, lo que es insuficiente para poder abordar una apertura de las pistas. De hecho, los profesionales del valle allerano que viven del sector de la nieve ya apuntan hacia la Navidad como el primer gran periodo de reservas.

Las fuentes consultadas por este diario apuntan a que los partes meteorológicos que manejan no darían nieve en abundancia hasta mediados del mes de diciembre. En el caso de Valgrande-Pajares, la situación es prácticamente idéntica en cuanto a la nieve se refiere. Con la estación "pelada", tampoco se espera que en los próximos días vaya a caer una nevada que permitiese una hipotética apertura de las instalaciones. Pero además, en el caso de la estación lenense, se suma la necesidad de poner en marcha la nueva telecabina, que hará que, aunque hubiera nieve suficiente, no se pudiesen abrir las instalaciones hasta mediados o finales del mes de diciembre. La fecha prevista para que el nuevo remonte esté operativo es Navidad.

Pruebas

En la jornada de hoy está previsto que lleguen los técnicos austriacos de la empresa Doppel, la adjudicataria de la construcción del nuevo remonte, para comenzar con los test. Primero arrancarán con la revisión de todos los sistemas instalados, para posteriormente comenzar con las pruebas ya con las cabinas.

Además, las obras de construcción han dañado las tuberías que dan agua a la nieve artificial, algo que estaba previsto, ya que según ha podido saber este diario, la obra civil conllevaba un movimiento de tierras en la zona por donde están soterradas estas canalizaciones, lo que hacía que dañarlas fuese inevitable. Un contratiempo que no es tal, pues ya se había tenido en cuenta. Según las fuentes consultadas, ya se está trabajando en repararlo para que el sistema de innivación esté listo "en tiempo y forma".

Con todo, y pese a las ganas de los esquiadores de calzarse las botas y subirse a sus esquís y tablas, lo cierto es que para hacerlo en Asturias deberán esperar todavía algunas jornadas. Una temporada que tanto para Pajares como para Fuentes supondrá un nuevo desafío y una oportunidad de seguir consolidándose como referencias de la Cordillera Cantábrica.

Compartir el artículo

stats