Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La autovía entre Mieres y Oviedo recupera la normalidad tras seis meses de cortes por obras

La reparaciones de los viaductos de Seana y Vega de Arriba obligaron a cerrar periódicamente desde junio carriles de la principal salida a la Meseta

La travesía urbana de la autovía A-66 a su paso por Mieres, ayer, sin restricciones. | D. M.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya tiene muy avanzadas las obras de conservación y mantenimiento de la pasarela peatonal que comunica el casco urbano de Mieres con el polígono de Gonzalín. Tras casi siete meses de labores, el puente volverá pronto a prestar servicio. Pero de momento, lo más relevante es que la circulación por la autovía Oviedo-Campomanes (A-66) a su paso por la travesía urbana de Mieres ha dejado atrás un latoso periodo de medio año marcado por cortes parciales.

La principal conexión por carretera entre Asturias y La Meseta ha estado marcada desde junio por sucesivos cortes de carriles a la altura de Mieres. Primero fue la reparación del puente Seana lo que causó las obligadas restricciones. Durante las últimas semanas han sido las obras en la pasarela peatonal de Vega de Arriba las que han hecho necesarias limitaciones de uso en las calzadas. Superada la fase más compleja de la actuación, la autovía ha recuperado la normalidad.

En principio, según las fuentes de la obra consultadas por este diario, no están previstos más cortes en la autovía. En todo caso, no se descarta tajantemente que se puedan activar puntuales restricciones en momentos concretos, pero el periodo de incidencia directa sobre las concurridas calzadas de la A-66 está ya superado.

Las obras de conservación y mantenimiento de la pasarela peatonal arrancaron en abril y ya se encuentran en su recta final. Las fuentes consultadas por este diario explicaron que el remate de las labores hizo necesario abordar cortes puntuales en la autovía para evitar que desprendimientos de materiales puedan ocasionar un accidente de tráfico. La reorganización del tráfico a través de una única calzada ha resultado en este caso sencilla, ya que se aprovechó el operativo que ya se activó entre junio y julio con motivo de las citadas obras del puente Seana. El "bypass" se localizó concretamente entre los enlaces con la Autovía Minera y con el acceso Sur a Mieres.

Deficiencias

La pasarela peatonal de Vega de Arriba está en reparación tras detectarse varias deficiencias en una inspección realizada a principios de año. Se determinó la necesidad de realizar labores de conservación y mantenimiento. Los trabajos arrancaron en abril y consisten en la limpieza de las superficies metálicas mediante chorro de agua a presión para aplicar imprimación y pintura que proteja a la pasarela de la corrosión. Además, se ha procedido a realizar mejoras en el drenaje, la instalación eléctrica y la estructura. La actuación se incluye dentro del Programa de Conservación y de Carreteras.

En cuanto a la obra del puente Seana, se centraron, con un coste de 184.000 euros, en la sustitución de la viga dañada por el accidente de un camión, así como en la reconstrucción del tablero y la imposta afectada en toda la longitud de la citada viga, de 15,8 metros.

Compartir el artículo

stats