Día del Periodista 50%DTO. La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo reto solidario de Héctor Moro: correr desde el Museo de la Minería hasta el Angliru

El atleta lavianés recaudará fondos para Naiara Lillo, una joven mierense que padece una enfermedad rara

Pamela Fernández, Naira Lillo y Jorge Lillo. LNE

Naiara Lillo Fernández es una joven mierense. Y desde que nació no ha tenido una vida fácil. Desde bien pequeña, las visitas al hospital y al quirófano han sido una constante. El motivo: está diagnosticada del síndrome de Charge, una enfermedad rara que le ha provocado varias afecciones graves. Para mejorar su vida, la pequeña requiere de una "bicisilla" y ha encontrado un padrino de excepción para tratar de lograr fondos para adquirirla. Se trata del atleta lavianés Héctor Moro, que el próximo 14 de enero se lanzará a un reto único: unir el Museo de la Minería (en El Entrego) y el Angliru, en una maratón solidaria.

Dentro del denominado "Proyecto 195 Metros", además de todas las maratones ya realizadas y las previstas para el año 2023, el atleta lavianés tiene previsto afrontar el reto de correr entre el Museo de la Minería, que se encuentra a 230 metros altitud, y el alto del Angliru, a 1.570 metros. Una prueba con la que busca lograr dinero para esta joven mierense.

Con solo dos meses, a Naiara le detectaban un soplo en el corazón, que la llevaba a ser operada en el hospital Ramón y Cajal de Madrid. Poco después también la operan del oído, y ven que le falta un nervio, lo que no tiene solución posible. Tras estudiar su genética, los médicos descubren que padece una enfermedad rara, llamada síndrome de Charge, que conlleva diversas patologías graves, tales como coloboma del ojo, problemas del corazón o deformaciones en el oído. A los ocho años, los doctores también descubren que le falla un riñón. Vuelta al quirófano.

Pese a todo, Naiara Lillo es una joven "muy feliz, fuerte y luchadora". Su gran anhelo, una "bicisilla" para poder salir con su padre y "sentir el aire" en su rostro. Y Héctor Moro, un adalid de las causas solidarias, quiere colaborar para que esto pueda pasar de sueño a realidad. "Se lo merecen todo y pensé que, haciendo lo que me gusta y buscando una ubicación como el Angliru, podríamos lograr recaudar esos fondos", apuntó Moro.

Prueba

La prueba consta de más de 1.300 metros de desnivel positivo, para los que el atleta busca padrinos. Así, para colaborar con la causa, los ciudadanos pueden hacer donaciones de tres euros por metro a travéz de bizum o de ingresos a una cuenta corriente. Además, también se venden productos en una tienda online cuya recaudación va destinada a Naiara. Y para el día de la carrera, se están diseñando unas camisetas conmemorativas de las que también se sacarán fondos para lograr la ansiada "bicisilla". De hecho, la idea es que se pueda acompañar a Moro durante la subida al Angliru, aunque sean unos metros, con el objetivo de demostrar que "ninguno de nosotros es mejor que todos nosotros juntos".

Compartir el artículo

stats