Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Martín encumbra a los campeones de su concurso de canción asturiana en la gala de clausura

El certamen de tonada premió a Celestino Rozada, Álvaro Fernández Conde y María Luisa Martínez en la categoría principal

Por la izquierda, Virgilio Pato, Lucía Rodríguez, Marina Carbajosa, Celestino Rozada, María Luisa Martínez, Álvaro Fernández Conde, Liliana Castañón y Ramón García, esta tarde, en El Entrego. | D. O.

El Entrego acogió ayer una de las grandes fiestas de la tonada, la gala de entrega de premios del XXIII Concurso de Canción Asturiana de San Martín del Rey Aurelio. El acto ponía fin a una edición en la que han participado un total de 70 intérpretes y que ha seguido el método de evaluación de certámenes de canción asturiana de Luis Estrada y Arsenio Fernández-Nespral, que ejercieron como jurado. Era el primer certamen de canción asturiana de la región que seguía esta normativa.

El concurso, organizado por la Asociación de la Canción y el Folclore Valle del Nalón y que contó con la colaboración de LA NUEVA ESPAÑA, coronó a María Luisa Martínez Suárez, que se hizo con el primer puesto en la categoría absoluta femenina, mientras que Álvaro Fernández Conde y Celestino Rozada Tamés compartieron el triunfo en categoría absoluta masculina. Rozada Tamés ha ganado cinco veces este concurso. Fernández Conde lo ha hecho en tres ocasiones. Ayer se subieron juntos al escenario para recoger de nuevo el primer premio, esta vez compartido. "Esto solo ha pasado en dos ocasiones en toda Asturias", comentaba el cántabro antes del inicio de la gala de entrega de premios. Fernández Conde aseguró que, pese a no haber ganado en solitario, "es un orgullo compartir premio con un grande como Celestino, con quien hace muchos años me une una gran amistad". El aludido, "muy contento", reconocía que el primer puesto "estuvo muy reñido" y que "al ser canción de método (aludiendo a las normas del concurso) hubo que aplomar mucho".

Feliz, "con una satisfacción grandísima" estaba también la gijonesa María Luisa Martínez, ganadora en la categoría absoluta femenina, que celebraba como algo especial "ganar un primer premio en la Cuenca". Justo antes de salir al escenario a por su galardón, Martínez se confesaba "muy contenta y agradecida".

Otra mujer, Liliana Castañón, se llevó el premio a la canción minera. Toda una referencia en el mundo de la tonada, abogó por "darle una vuelta" a los concursos "si se quiere potenciar a la gente joven". "No se trata de ganar un concurso o no, yo peleo por la gente joven, para que tengan libertad para cantar lo que quieran". Y ahí estaban las jóvenes. La lavianesa Lucía Rodríguez, de doce años, se proclamó campeona en la categoría infantil. Recogió en galardón "muy contenta" y con la mirada puesta en su próximo concurso, el de Cangas del Narcea. Marina Carbajosa tiene 14 años y es de Grado, donde estudia tonada con Celestino Rozada. Ganar el primer premio en la categoría juvenil en San Martín es "felicidad, porque no me lo esperaba". Carbajosa empezó a cantar con nueve años porque escuchaba a su abuelo y le gustaba lo que oía.

Virgilio Pato Prada ganó en aficionados y la mejor interpretación del tema "El gaiteru", en la versión de Maragatu o Baldomero Fernández, fue de Fernando García Nuño.

Compartir el artículo

stats