Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los "muñecos" siguen vivos: la banda de Ivo Pérez presenta en Mieres su último disco

La actuación será hoy a las ocho en Mieres Centro Cultural

La banda "Muñeco Vudú", en una imagen promocional. Iris Benítez Rosales

Empecemos por el final, el “Requiem” con el que la banda asturiana Muñeco Vudú cierra su último disco, “Sigamos vivos”, que presenta este viernes a las 20.00 horas en Mieres Centro Cultural. La entrada es gratuita. La canción es el punto de fuga al que se dirigen las otras diez composiciones. “Hasta aquí hemos remado amigos… quedará trabajo y tierra, madera y voz, y 37 flores”. En ese estribillo se resume toda una vida, las 37 canciones que hasta el momento ha grabado “Muñeco Vudú”. Cuando escribió esos versos, Iván Pérez Cuervo, Ivo, “estaba contento de hasta donde había llegado” porque esa canción “la escribí cuando pensé: ‘igual la palmo’”. Y se lanza a hablar de algo de lo que nunca había hablado, de una lucha de la que solo informó a quien debía y en la que tuvo que emplear a fondo esos guantes de boxeo que cuelga del micro en cada concierto para ganar por ko a un linfoma de hodgkin. “Es difícil explicar cuando sientes que te vas a morir, en realidad es cuando sientes que, si se complica la cosa, te vas. Se acabo”, dice. Lo vio cerca pero se lo guardó para él y los suyos “porque me daban más vómitos pensar en dar pena y preocupar a la gente que el tratamiento”. Ahí está "El día mundial del ombligo", con un divertido videoclip en el que aparecen artistas como Israel Sastre, Iris Benitez, Pablo Moro, Mariajo Baudot o Toño Velasco, autor de la portada de este "Sigamos vivos".

Pero claro, todo eso está en el disco. En realidad siempre ha estado en los discos de Muñeco Vudú. Siempre han estado el amor, la familia, la vida, que se supone que es lo que piensas cuando ves cerca la muerte. Pero ahora Ivo ha pasado de pantalla tras “una experiencia muy difícil de explicar y de entender” en la que asegura que ha “aprendido muchísimo” y “soltado mucho lastre”. Así el disco es amor, familia y vida pero desde el que sabe el significado de cada una de esas palabras porque ha estado a punto de perderlo todo. Un disco maduro, redondo, dice la hoja de promoción. 

Tal vez por eso, esas 37 flores, esas 37 canciones se resumen aquí en los 37 minutos y un segundo que dura “Sigamos vivos”. Es como si la banda dijese “hasta aquí hemos remado amigos” pero Borja García diese un guitarrazo a su Gibson para añadir un acorde más, un segundo más y seguir adelante. “No lo había pensado así pero no es mala interpretación”, concede Ivo, que explica que “ese réquiem también se puede interpretar como que el grupo se separa”. Lo podría interpretar quien escucha, nunca la banda, porque los “muñecos” han dejado claro que están en su mejor momento y ni atisbo de nada de eso, son “familia, piña”. Así ha sido siempre y así seguirá siendo.

El disco ha sido difícil de hacer porque les ha pillado la pandemia por medio y “algunas cosas se tuvieron que grabar desde casa”. Aún así, Ivo (guitarra acústica y voz), Borja García (guitarra eléctrica solista), Borja Sauras (batería, tambores y coros), Sergio Díaz (bajo y coros), Alfredo González (teclados y coros) y Ángel Miguel (guitarra eléctrica y coros) lograron reunirse en los estudios Acme (Avilés), Ovni (Llanera) y Satélite (Oviedo). Lo de trabajar con varios productores, Miguel Herrero, Pablo Martínez y Jorge Otero, y en varios estudios puede que sea solo un principio. “Me gustaría hacer un disco grabando cada canción en un estudio diferente”, avanza Ivo. Es muestra de confianza y reivindicación del altísimo nivel del sector en Asturias. 

Por ahora han sido tres estudios distintos para registrar una colección de canciones compuestas entre 2018 y 2022. Ivo empezó a escribir justo cuando sacaron su anterior trabajo, “Gravemente ilesos” y de ese disco se reinterpreta en este “La ruptura” con los coros de Sandra Lusquiños. También han decidido grabar “Los caminos de la vida”, de Omar Geles, una canción habitual de los directos de la banda, y han hecho una versión en inglés del “Come pick me up” de Ryan Adams para cerrar la fiesta.

Los “muñecos” están de vuelta, siguen más vivos que nunca y preparan gira de primavera y verano.

Compartir el artículo

stats