Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las estaciones de esquí ya lucen capa de nieve a la espera de nuevas nevadas para abrir

Valgrande-Pajares ultima las pruebas de seguridad de la nueva telecabina y Fuentes acumula espesores de más de 20 centímetros

16

Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno reciben las primeras nieves

No es suficiente pero sí ha llegado el momento de encerar los esquís, afilar los cantos y comprobar que el casco está en perfecto estado y que aún nos sirven los pantalones de la temporada pasada. Las estaciones de esquí asturianas se preparan para el inicio de una temporada que muchos esperan y por muchas razones. No hay fecha fija porque la inicial era el pasado viernes y la ausencia de nieve impidió que arrancase la campaña, así que hay que esperar a que la meteorología marque los tiempos. Por el momento, la base es buena. Las nevadas de los dos últimos días han dejado en las estaciones asturianas espesores que rondan los 20 centímetros.

No es bastante para poder abrir, pero "sí es una buena base para plantearse iniciar la temporada con la próxima nevada", señalan los técnicos. El peligro es que el aumento de temperaturas previsto para esta semana convierta las precipitaciones en lluvia en la alta montaña y se lleva la poca nieve que hay. "Lo suyo es confiar en que las temperaturas mantendrán ese grosor en los próximos días y esperar a que nieve sobre nevado", añaden los expertos.

Las dos estaciones de esquí asturianas, Valgrande-Pajares, en Lena, y Fuentes de Invierno, en el concejo de Aller, están preparándolo todo para que se pueda esquiar por sus pistas cuanto antes.

La nueva telecabina ya vuela sobre las pistas de Pajares

La nueva telecabina ya vuela sobre las pistas de Pajares LNE

En Pajares tienen, además, el aliciente del estreno de un nuevo remonte, un moderno telecabina que cambiará por completo la estación. La infraestructura ya está colocada y solo queda realizar las últimas pruebas para ver que todo funciona correctamente. Este fin de semana, con una fina capa de nieve cubriendo las pistas ya se pudo ver una estampa que hace poco parecía lejana, la de las cabinas subiendo y bajando por el cable que une las zonas baja y alta de la estación. El proceso de pruebas va avanzando y el sábado se colgaron un total de 30 cabinas para ver que todo funciona. Cuando el remonte esté a pleno rendimiento habrá un total de 40 cabinas, con capacidad para 8 o 10 personas, subiendo y bajando, más otras dos que se guardarán de repuesto en los hangares.

Estas pruebas impedirían abrir la estación si hipotéticamente las condiciones meteorológicas "mejoraran" en los próximos días. La previsión de los técnicos es que la obra de la nueva telecabina esté concluida la semana de Navidad, alrededor del 20 de diciembre. Si nada lo complica y si la nieve lo permite, los esquiadores podrán estrenar el remonte dentro de dos semanas. Y hay ganas. El aparcamiento de Valgande-Pajares se llenó ayer de coches de aficionados al esquí y de turistas en general que querían ver dos cosas: por un lado el estado de las obras y por otro las primeras nieves de la temporada. Los más entusiastas se acercaron también a Fuentes de Invierno, en el concejo de Aller. Las pistas de la estación allerana también están cubiertas de nieve pero no lo suficiente para poder esquiar.

Compartir el artículo

stats