Durante 36 años la vida religiosa y espiritual del concejo estuvo liderada por dos sacerdotes, hermanos: Don Gerardo y Don Manuel. El primero, fallecido el 31 de diciembre de 2017, era el cura de Pola de Laviana. El segundo, era coadjuntor en la Pola y párroco de Barredos. Manuel Prieto moría ayer lunes, 5 de diciembre, a los 97 años, tal y como ha informado la Archidiócesis de Oviedo.

Juntos estuvieron en el concejo de Laviana desde 1961 y hasta 1997, cuando se les rindió un merecido homenaje por sus 36 años de labor en las parroquias del municipio. Manuel Prieto, "Don Manuel", era el coadjutor de la parroquia de Santa María de la Asunción de Pola de Laviana y párroco de San José Artesano de Barredos.

Mañana miércoles a las 4 de la tarde, el Arzobispo don Jesús Sanz, celebrará el funeral por su eterno descanso en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Pola de Laviana. Previamente, a las 12, habrá otro funeral en Santa María la Real de la Corte (Oviedo). Tras el funeral en la Pola, recibirá cristiana sepultura en el cementerio parroquial.

"Don Manuel", como siempre fue conocido, era para muchos lavianeses "el cura de los niños" en la Pola, el encargado de oficiar la misa de las 10.30 horas, con masiva afluencia infantil, durante muchos años. Su hermano, "Don Gerardo", solía encargarse de la eucaristía de las 12. Ambos son recordados con mucho cariño en el concejo en el que sirvieron y trabajaron durante 36 años.