Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El regreso de "Supersiderúrgico": un langreano se enfunda un traje de acería para pedir la ampliación del Musi

Jerónimo Blanco ya realizó protestas similares hace dos décadas para reclamar la creación del actual Museo de la Siderurgia

9

La protesta para exigir la ampliación del Musi

A Superman le ha salido competidor por el título de "hombre de acero". Se llama Jerónimo Blanco, vive en La Felguera y está jubilado, pero durante las próximas semanas se convertirá en un superhéroe, "Supersiderúrgico". Su meta: lograr la ampliación del Museo de la Siderurgia de Langreo. Para ello se manifestará, enfundado en un traje plateado que protege del calor radiante, frente a los ayuntamientos de la comarca, la sede del Principado en Oviedo y el Congreso de los Diputados en Madrid. Su rival: la "desidia de los políticos" que, según relata, han hecho caso omiso de sus peticiones hasta ahora.

A Blanco no le hace falta ningún traje para ser considerado un "Supersiderúrgico". Trabajó 42 años en el sector, primero en la fábrica de Duro de La Felguera (cuyo refrigerante acoge hoy el Museo de la Siderugia) y más tarde en Ensidesa, hasta jubilarse en 2012 en lo que hoy es Arcelor-Mittal. Además lleva más de dos décadas al frente de la Asociación Musi-Pedro Duro, la entidad que precisamente promovió la creación del Museo de la Siderurgia y que vela por el patrimonio industrial vinculado a esta actividad en la comarca.

Blanco, hoy jueves, antes de la protesta. M. Á. G.

"Desde un lugar tan emblemático como este, al pie de la estatua de Pedro Duro en La Felguera, iniciamos la reivindicación de la segunda fase del Museo de la Siderurgia. Siempre hemos apostado por un museo con más contenidos y por una instalación moderna y atractiva, un museo vivo", señaló Blanco, que añadió: "Por eso instamos a las instituciones o a quien vaya a construir la segunda fase que se use una de la naves de Arcelor-Mittal en Valnalón para explicar el proceso siderúrgico en su totalidad. Estamos hablando de la colocación de un torpedo, cucharas, convertidores y trenes de laminación que pueden perfectamente ser donados por Arcelor y acondicionados para que los visitantes los puedan disfrutar en vivo".

Una protesta de Blanco, con el anterior traje, en 1999.

Blanco ya había protagonizado protestas similares hace años enfundado en el traje especial para pedir la creación del Musi y que la plaza de La Fundición de La Felguera llevara ese nombre. Hoy aquel traje, algo más antiguo que el que utiliza ahora, forma parte de los contenidos del Museo de la Siderurgia. "A partir de ahora lo que vamos a hacer es manifestarnos en todos los ayuntamientos del Valle en una primera fase. Después será en el Gobierno regional y por último en el Congreso de los Diputados porque entendemos que este proyecto tiene que ser una realidad". Y añadió: "Hasta ahora, en las reuniones que hemos mantenido, todo han sido muy buenas palabras, pero sin ningún compromiso. Es hora de tirar por la segunda fase".

Patrimonio

La Asociación Musi-Pedro Duro también plantea, entre otras medidas, hacer un mirador en el refrigerante y un centro de interpretación del Ferrocarril de Langreo en la actual estación de Vega. Además, el estado de deterioro de varias edificaciones que forman parte del patrimonio industrial de Valnalón ha empujado a la asociación cultural a exigir que se adopten medidas para su protección. Se trata de las naves de acería y laminación, el transformador eléctrico, las antiguas oficinas de laminación, la sala de compresores, la chimenea de las baterías de cok y el taller de ajuste de lo que era el entorno de la antigua fábrica de Duro (hoy Valnalón). Piden "una intervención urgente de restauración y dotarlos de un contenido atractivo que justifique su conservación".

Compartir el artículo

stats