Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "boom" de la nieve: los alojamientos empiezan a llenarse y ya hay gran previsión para Carnaval

Las asociaciones de empresarios destacan que el inicio de la campaña de esquí impacta de forma "muy positiva" en las reservas

Chavales disfrutando de la Semana Blanca en Fuentes de Invierno.

Mucho se habla del crudo invierno cuando las temperaturas bajan y la nieve comienza a caer. Pero crudo es el invierno para los negocios hosteleros vinculados al esquí cuando eso no sucede. Y así lo pasaron durante todo diciembre y buena parte de enero, pero tras la apertura de las estaciones de esquí, la tempestad empieza a amainar. Las asociaciones de hosteleros y alojamientos ya han notado un impacto "muy positivo" en sus reservas, y tras un fin de semana de apertura de mucha afluencia, los turistas ya empiezan a llenar hoteles, albergues y demás tipos de alojamiento para las próximas semanas. Y la mirada puesta especialmente en el puente de Carnaval, que tras la pérdida de las navidades, será la primera gran fecha que desde la hostelería y hotelería se pueda aprovechar.

Desde la vertiente del puerto de San Isidro, Armando Valdés, presidente de la asociación "Aller experiencias" y responsable de la Escuela de Esquí de Fuentes de Invierno explicaba que "vamos camino del lleno total. Los teléfonos no paran de sonar, y ya estamos recibiendo muchísimas reservas para el puente de Carnaval". El responsable del colectivo indicó que "era muy importante que se abriera la estación, y ahora ya notamos como el público está respondiendo". Apunta Valdés a que muchas de esas reservas llegan "desde Galicia y desde Portugal", y que completan a los cientos de usuarios que también llegan de Asturias hasta Fuentes de Invierno.

Además, Armando Valdés percibe un cambio en determinadas costumbres de los turistas. "Aunque el fin de semana siga siendo el rey y la mayoría de la gente reserve en los alojamientos para puentes y festivos, estamos notando que hay un incremento importante en escapadas entre semana, de dos a cuatro días de esquí", apunta Valdés. Y en su caso, en el de la escuela de esquí, el programa de Semana Blanca también es vital. No en vano, ayer había más de media docena de centros educativos participando.

En el caso de la vertiente lenense, la situación es prácticamente la idéntica. Al menos así lo expresa Elena Núñez, portavoz de la asociación "Asturcentral". "Venimos de unos meses de diciembre y enero casi sin reservas, donde la gente llamaba, pero preguntaba por la política de cancelaciones porque tenía miedo venir y que no hubiera apenas nieve". Sin embargo, la pasada semana, la situación fue totalmente distinta. "Con la apertura de las estaciones los alojamientos o bien se han llenado o han estado por encima del 80 por ciento de ocupación, y eso es muy positivo", explicaba Núñez. Las previsiones para las próximas semanas también son buenas: "hemos estado en contacto con varios negocios del sector y nos dicen que ya están recibiendo muchas reservas para las próximas semanas, incluso ya para Carnaval, así que esperamos que ya la temporada se desarrolle con normalidad".

Compartir el artículo

stats