Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quedan en libertad con cargos dos detenidos más por el tiroteo de Sama, que ya suma cinco implicados

Los cinco investigados son familiares: cuatro hermanos y un primo

La zona en la que se produjeron los hechos. M. Á. G.

Dos hombres más quedaron este martes en libertad con cargos tras declarar ante el juez por su presunta implicación en el tiroteo que el pasado 14 de enero causó graves lesiones en las piernas a un vecino del barrio de La Joécara, en Sama, que sigue hospitalizado. El hombre recibió tres disparos. El juez decretó para los arrestados medidas de alejamiento de la víctima y la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado. Con ellos, son ya cinco los investigados por estos hechos, todos ellos familiares (cuatro hermanos y un primo). Varios de ellos residen en la misma zona que el hombre herido.

A los cinco, defendidos por el letrado Pelayo Álvarez Busto, se les investiga por los delitos de tenencia ilícita de armas, allanamiento de morada y lesiones. Todos negaron ante el juez su participación en el tiroteo, algo que contradice el testimonio de la víctima, que los sitúa en el lugar de los hechos. A uno de los hermanos, el único para el que se ha decretado ingreso en prisión provisional sin fianza, la víctima lo señala como el autor material de los disparos.

Los hechos tuvieron lugar en el domicilio de la víctima, en la mañana del pasado 14 de enero. La Policía acudió a la vivienda pasadas las doce del mediodía, poco después de recibir un aviso. El afectado fue asistido por tres heridas de bala: dos en los gemelos y una más en la rodilla. Junto a este tiroteo, los agentes investigan el altercado que se había producido unas horas antes, sobre las 00.50 horas, en un pub de La Felguera, entre la víctima y al menos uno de los investigados. Ese altercado se reprodujo minutos después, pasada la una de la madrugada, cuando ambos se encontraron en la calle Covadonga en Sama.

La primera de las detenciones se produjo el pasado jueves, cuando la Policía Local identificó a uno de los hermanos en la calle y lo trasladó a las dependencias de la Policía Nacional, que se encarga de la investigación del caso. Los otros se presentaron de forma voluntaria en la Comisaría, donde fueron detenidos antes de ir pasando a lo largo de esta semana a disposición judicial. Se decretó prisión para uno de ellos, mientras que los otros cuatro quedaron en libertad con cargos, con órdenes de alejamiento de la víctima.

Heridas

El hombre sufrió golpes en la cabeza y el abdomen y tres impactos de bala en las piernas: una en cada uno de los gemelos y otro en una rodilla. Fue asistido en un primer momento por los equipos sanitarios en la propia vivienda, antes de ser trasladado al Hospital Valle del Nalón, en el distrito langreano de Riaño. Posteriormente fue derivado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Aún permanece ingresado allí.

El suceso tuvo lugar en un edificio de la calle Cuetos, en el acceso al barrio de La Joécara. Aunque el tiroteo se produjo en la casa, el operativo policial y la llegada de los sanitarios causaron inquietud entre los vecinos que en ese momento se encontraban en la calle. unto a los primeros agentes, de la Comisaría de Langreo, se desplazaron posteriormente al lugar de los hechos miembros de las brigadas de la Policía Judicial y la Policía Científica, que se hicieron cargo la investigación del caso.

Compartir el artículo

stats