Una navaja y un saco de patatas. Esos fueron los dos elementos utilizados en el rocambolesco robo ocurrido este miércoles en un bar de Mieres. El presunto autor de los hechos llevaba en brazos un saco de patatas que situó estratégicamente justo en la barra. Tras mirar a todos lados, se apoyó sobre el saco para alcanzar la caja.

Fue a primera hora de la mañana y se llevó el cambio de la caja (unos 200 euros). Al marcharse, amenazó a un camarero con una navaja. "O te apartas, o te pincho", le dijo, poco antes de sacar el arma blanca. Fue detenido poco después.

Puedes consultar aquí todos los detalles de lo ocurrido, con testimonios de quienes lo presenciaron.