Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos reclaman que se entregue el vale de carbón, que acumula tres meses de retrasos

SOMA y C OO exigen el mineral de forma urgente porque la mayoría de afectados lo necesitan "como fuente de calor" durante el invierno

Las instalaciones del lavadero del Batán de Hunosa, donde se prepara el carbón del vale. | Fernando Rodríguez

Hace más de medio siglo, Hunosa pactó con sus trabajadores que, como parte del salario, la empresa abonaría mensualmente una cantidad en especie, es decir, en carbón para suministrar las cocinas y calefacciones de las casas. El avance de las tecnologías fue reduciendo paulatinamente el número de hogares que se caldean con este mineral y fueron muchos los beneficiarios que decidieron vender sus vales por su importe en metálico. Pero todavía quedan un par de miles de ellos que reciben el carbón. Sin embargo, la hullera pública, tal y como denunciaron los sindicatos, acumula retrasos en el pago en especie de este beneficio, lo que ocasiona problemas para los beneficiarios.

Los sindicatos exigieron ayer a Hunosa el pago de dichos vales a la mayor brevedad posible. En un comité intercentros extraordinario celebrado a petición de la representación social ante los reiterados retrasos del suministro del vale de carbón, "hemos advertido a la dirección de Hunosa de las dificultades que están ocasionando a un colectivo, que en la mayoría de los casos necesita esta materia prima como fuente de calor y con mayor diligencia en estos momentos", apuntaron tanto desde el SOMA-FITAG-UGT como desde CC OO de Industria. Según explicaron las centrales, actualmente son unas 10.000 las personas que tienen derecho a vale del carbón, pero en especie son muchos menos de la mitad, entre 2.500 y 3.000 beneficiarios los que lo cobran. El resto ingresan el dinero.

Ambos sindicatos recordaron también a la empresa que, "además de venir regulado en el laudo arbitral del sector minero, es un derecho y una obligación de Hunosa de mes a mes entregar el vale de carbón, que viene recogida convenio tras convenio desde 1967 cuando la empresa asumió las cargas que conllevaba del resto de empresas mineras absorbidas, incluido el vale de carbón no solo para los productores y pensionistas, sino que también lo es para las viudas y los huérfanos".

"Por todo lo expuesto, hemos exigido a la empresa que ponga todos los medios necesarios para garantizar el suministro de carbón, ponerse al día con todos los vales atrasados y mantener de manera regular, tal y como recogen los acuerdos, un suministro mensual que ponga fin a los continuos retrasos", apuntaron desde las centrales sindicales.

Compartir el artículo

stats