El asesoramiento a empresas en consolidación se dispara en Valnalón por las ayudas europeas: hubo 317 consultas el pasado año

El papel de tutela que la Unión Europea otorga al centro multiplica casi por 30 las consultas de negocios en proceso de consolidación

Miguel Á. Gutiérrez

La actividad del semillero de empresas de Valnalón se disparó el pasado año gracias a los nuevos fondos europeos. La entidad pública langreana, dependiente del Principado, registró el doble de consultas y de personas atendidas, que en buena medida se pusieron en contacto con Valnalón por los canales de ayudas económicas recogidos en estos fondos. Se incrementó de manera exponencial la cifra de empresas que pidió apoyo para consolidar su actividad (de 11 en 2021 a 317 el pasado ejercicio, 28 veces más) y también aumentó, aunque de manera mucho más contenida, el número de nuevas empresas creadas (de 17 a 23).

"En la mayoría de las acciones se ha aumentado con respecto al año anterior y algunas hasta se duplican. Esto es debido fundamentalmente a las ayudas del fondo europeo de recuperación Next Generation y al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), que en España se articula a través del Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Servicio Público de Empleo Estatal. En nuestro caso son los proyectos territoriales para el apoyo al emprendimiento y la microempresa", argumentó la gerente de Valnalón, Marta Pérez.

Pérez indicó que una de las claves es que para optar a estas ayudas se necesita pasar por un centro de empresas y recibir un asesoramiento. Las acciones estudiadas en el caso de la consolidación de empresas fueron, por ejemplo, lanzamientos de nuevos productos o medidas vinculadas con la exportación o la mejora de la calidad. "Hay sociedades que no conocían lo que hacemos en los centros de empresas y esto les ha servido para ver que no solo somos instrumentos de creación, sino también de consolidación. Y muchas de ellas ya se habían olvidado su plan de negocio, en los casos en que lo tuvieran cuando se constituyeron, y esto ha servido para revisar todas esas cosas", señaló la máxima responsable de Valnalón.

Además, para el acceso a los fondos es preciso que sea la persona emprendedora (no era posible delegar) la que reciba un asesoramiento mínimo de diez horas. Sin embargo, muchos de ellos estuvieron más horas. "Nos costó, pero ha sido una actividad muy importante", resaltó Pérez.

Según el balance de Valnalón, el pasado año se atendieron 2.223 consultas de emprendedores (1.036 en el ejercicio anterior); a 460 emprendedores con una iniciativa empresarial (211 en 2021); y 317 consultas de empresas en consolidación (11 en el año anterior). También se experimentó un aumento de las empresas creadas, lo que afianza la recuperación tras la pandemia, ya que en 2020 se había bajado a 22 y el pasado ejercicio se siguió cayendo hasta las 17. Bajaron en cambio los asistentes a los cursos de sensibilización (246 frente a los 713 de 2021) y los participantes en las acciones de formación (358 frente a 483), al poder programarse menos cursos.

Plataforma

Marta Pérez destacó la labor de apoyo y asesoramiento que se hace a través de la plataforma Valnaloncrea. "También se ha hecho con esa misma plataforma la ayuda del cheque innovador", dijo. Y añadió: "El paso que se ha dado es un salto cualitativo y refuerza el ‘itinerario de emprendimiento’ que desde la Consejería de Industria se está poniendo en marcha. El objetivo de ese itinerario es que haya una sola herramienta de asesoramiento y gestión para que las personas emprendedoras, independientemente del lugar donde se encuentren, tengan el mismo acceso a un asesoramiento y formación de calidad.

Suscríbete para seguir leyendo