La ampliación del uso del centro de día del complejo neurológico de Langreo, pendiente del transporte

Las asociaciones de discapacidad esperan que se cubran en junio las 30 plazas ambulatorias y que el servicio residencial empiece este año

Una de las habitaciones del área residencial del Credine | Irma Collín

Una de las habitaciones del área residencial del Credine | Irma Collín / David Orihuela

David Orihuela

David Orihuela

El centro de referencia para personas con discapacidades neurológicas (Credine) de Barros, en Langreo, se despereza después de diez años para abrirlo y casi otro funcionando en precario. Lo primero será nombrar un director, que se hará en apenas unos días, a principios de mayo. "Y a partir de ahí ya tendremos un interlocutor y la cosa empezará a funcionar", asegura Mónica Oviedo, presidenta de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Asturias (Cocemfe-Asturias), que calcula que "para mayo o junio se solucionarán los problemas de transporte y podrá funcionar al completo el Programa Integral para la Promoción de la Autonomía Personal (PIPAP)", el centro de día, que tiene treinta plazas de las que ahora solo se están utilizando catorce.

Será el Principado, a través de la Consejería de Servicios Sociales, quien ponga solución a esos problemas de transporte (ahora sólo hay disponible una furgoneta con capacidad para siete personas y para una única silla de ruedas) que impiden que los pacientes acudan a Barros. "El tema del transporte es muy importante, porque hay personas con discapacidad que están en sus casas y podrán acudir al centro a recibir atención especializada", remarcó la presidenta de Cocemfe-Asturias.

En una reunión celebrada este lunes, los responsables del Imserso explicaron también a Mónica Oviedo y a representantes de la Consejería, del Ayuntamiento de Langreo y de los sindicatos UGT y CCOO, que antes del verano se consolidarán las plazas de los trabajadores, lo que también mejorará el funcionamiento del centro.

Recurso residencial

"En esta reunión", explicó Mónica Oviedo, "nos llevamos la grata sorpresa de que se está avanzando en la apertura del recurso convivencial –la zona residencial–, algo que en reuniones anteriores no parecía que estuviese nada claro". Desde el Imserso les trasladaron que "para finales de año" se abrirá uno de los módulos de residencia, con capacidad para 15 personas y cinco familiares.

En cuanto a otros proyectos pendientes en el Credine, desde el Principado se explicó que se han iniciado contactos con la Consejería de Ciencia y la Universidad de Oviedo para poner en marcha la parte de investigación. En este punto, UGT sugirió que el Credine pueda ser centro de prácticas para estudiantes de Formación Profesional.

Mónica Oviedo se mostró satisfecha pero con cautela. "No esperábamos nada y cualquier avance es bueno", aseguró, antes de reiterar lo que ha dicho siempre, que "el Credine debería estar a pleno rendimiento hace mucho tiempo". De todos modos, "después de estar cerrado durante diez años y de que en 2021 se inaugurase tarde mal y nunca, por lo que parece tras en esta última reunión vamos avanzando".

Los sindicatos participantes en el encuentro valoraron también "positivamente la reunión", mientras que desde el Ayuntamiento de Langreo, la alcaldesa, la socialista Carmen Arbesú, afirmó: "Nos alegra, cómo no, que por fin se vean avances después de años enteros sin novedades por parte del Imserso. Pero no nos conformamos con estos anuncios. No podemos perder nunca de vista que la función y el objetivo del Credine, tal y como se concibió el centro desde el principio: ser un centro de referencia estatal para personas con enfermedades y discapacidades neurológicas. Se trata de un proyecto de importancia capital para Langreo, no podemos conformarnos con menos y vamos a luchar por ello".

Todos los presentes en la reunión coincidieron en señalar, cada uno destacando su protagonismo, que la presión ejercida desde sus distintas posiciones ha servido para que el Imserso comience a dar pasos de cara a la puesta en funcionamiento de todos los servicios previstos en el centro neurológico de Barros.

Suscríbete para seguir leyendo