Xune Andrade habla sobre su experiencia en Masterchef: "No podíamos decir nada"

El cocinero lenense asistió como invitado al concurso culinario, en el que presentó un plato típico de su cocina: "Fue un auténtico lujo"

Xune Andrade presenta su plato junto a los tres miembros del jurado de Masterchef: Samantha Vallejo, Pepe  Rodríguez, y Jordi Cruz.

Xune Andrade presenta su plato junto a los tres miembros del jurado de Masterchef: Samantha Vallejo, Pepe Rodríguez, y Jordi Cruz.

Andrés Velasco

Andrés Velasco

Que Xune Andrade se ha convertido en uno de los cocineros españoles con más proyección es una evidencia. Y que además lleva a orgullo las Cuencas mineras allá por donde pisa, una certeza. Este miércoles, el chef lenense sumó un nuevo hito: aparecer en el "talent show" de cocina más seguido del mundo, el concurso Masterchef. Y como a este lenense de perenne sonrisa no hay quien lo pare, ganó la prueba que protagonizó. "La verdad es que fue un auténtico lujo poder estar en el programa y grabarlo", explica el cocinero.

Llevaba dos meses guardando el secreto, ya que grabaron el programa ya en marzo. "No podíamos decir nada", cuenta. Junto a otros jóvenes y talentosos cocineros, Andrade presentó un plato que uno de los concursantes del "talent show" tenía que replicar. Esos platos habían sido asignados a varias "celebrities" para que los develaran. Y al lenense le tocó Mario Vaquerizo. "Aunque en la edición final no se emitió, grabamos alguna cosa con Mario y es un tipo muy agradable", confiesa el chef.

Para los que conocen la cocina de Xune Andrade, no fue difícil adivinar que aquella trucha con ortigas que había descubierto el marido de Alaska era el plato elaborado por el lenense. La labor del cantante de Nancys Rubias no terminaba ahí. Vaquerizo se lo tenía que adjudicar a un aspirante. La elegida fue María, una de las concursantes favoritas para llevarse el premio final y que en las últimas semanas está demostrando una gran soltura entre fogones.

El chef lenense, en pleno cocinado junto a la aspirante María.

El chef lenense, en pleno cocinado junto a la aspirante María. / Andrés Velasco

De hecho, Andrade también destacó el nivel de los aspirantes de Masterchef. "Cuando vas a grabar ves que el ‘reality’ es real, que los chavales están dos horas allí cocinando, y aunque se corte, ellos siguen a lo suyo", apunta el lenense. "Pasan tres meses en una casa en la que se dedican a cocinar y estudiar sobre cocina, y lo que se ve es real, los aspirantes tienen un gran talento", dice.

Volviendo al programa, tras la primera presentación de Monte, el restaurante del lenense, en forma de plato, llegó la entrada en el set de Andrade, acompañado por varios cocineros que, como él, habían sido distinguidos con soles Repsol, la competencia de las estrellas Michelín, de las que el chef asturiano también puede presumir. "La verdad es que un plató como el de Masterchef impresiona, es cierto que los cocineros cada vez estamos más entre cámaras, pero ver esos recursos y ese plató es una expriencia muy buena", dice.

El lenense se convertiría en protagonista de la prueba. Los aspirantes que tenían que replicar los platos habían escogido un sobre que guardaba una ventaja. La de María era contar con la ayuda de Xune en los fogones durante 10 minutos. Así que el chef, lejos de dedicarse solo a ver cómo cocinaban los aspirantes, se metió en harina en la que quizá sea la cocina más conocida del mundo. Y con su ayuda, la aspirante fue la mejor de la primera prueba del programa de este miércoles. Gracias a su victoria, María logró también una experiencia gastronómica en un restaurante de la Comunidad Valenciana. La trucha con ortigas de Andrade triunfó en Masterchef.

Como anécdota también quedará que uno de los jurados, Jordi Cruz, fue incapaz de pronuciar bien el nombre del chef lenense. Todo el programa se pasó llamándolo "Chune", como si la "X" fuera una "Ch", al estilo catalán (Xavi, por ejemplo), y no la "Sh" asturiana.

Más allá de esto, la presencia de Xune Andrade en Masterchef le ha proporcionado un empujón en las reservas. Son los efectos de la fama. "Había pasado poco más de media hora de programa y nos habían entrado una decena de reservas, la verdad es que Masterchef es un altavoz increíble", apunta el che.

Con el lenense, son ya tres los cocineros asturianos que han pasado como invitados por las cocinas del famoso talent: Nacho Manzano, Marcos Morán y cocinero de Monte. Hasta que llegue un cuarto, y tal y como despiden el programa, "ya saben, pónganle sabor a la vida".