La plantilla de la Escuelina de Mieres exige su estabilización pese a la negativa municipal

Escuela infantil de Mieres.

Escuela infantil de Mieres. / A. V.

A. V.

La plantilla de la Escuelina de Mieres (para niños hasta 3 años) ha criticado al Ayuntamiento por excluirla del proceso de estabilización de empleados públicos alegando que estas trabajadoras son personal del Principado. "Se trata, una vez más, del ninguneo y el maltrato al que nos tienen acostumbradas", apuntaron las docentes.

Las trabajadoras afirmaron que "estamos contratadas y quien paga las nóminas es el Ayuntamiento de Mieres, por lo que entendemos que la pelota para estabilizarnos tras 20 años de servicio está en la administración local". Sin embargo, "el gobierno local decide abandonar a un colectivo íntegro de mujeres traspasando a sus trabajadoras en las peores condiciones posibles, en contra de los principios de los que siempre presumen en época de elecciones". Piden que "el Ayuntamiento reconozca su error y que acepte explorar las vías legales que existen para garantizarnos una estabilidad laboral".