Los vecinos de Bustiello anuncian movilizaciones por el recorte en los autobuses municipales

Los habitantes del poblado, declarado Bien de Interés Cultural, exigen al Ayuntamiento que se siente a negociar

Un autobús municipal se acerca a la parada de Bustiello. | A. Velasco

Un autobús municipal se acerca a la parada de Bustiello. | A. Velasco

Andrés Velasco

Andrés Velasco

Desde el próximo lunes, los vecinos del barrio mierense de San Pedro tendrán nuevos servicios de autobús gracias a la modificación de la línea L-3 entre el casco urbano y Valdefarrucos. Así lo anunció este miércoles el Ayuntamiento de Mieres, en una decisión que ha dejado muy insatisfechos a los habitantes del poblado minero de Bustiello, que ven como se les recortan hasta nueve servicios al día por las mañanas. "No nos vamos a quedar parados cuando no comprendemos como se pueden eliminar estos autobuses a una población que tiene los servicios mínimos, como las tiendas de alimentación, a cuatro kilómetros en ambos sentidos", apuntaron desde el colectivo vecinal de Bustiello.

El gobierno local de Mieres indicó que la reorganización de esta línea "tiene como objetivo dar servicio de autobús a los vecinos y vecinas de la zona Norte del casco urbano", y citó el barrio de San Pedro o la calle Avenida de Méjico. Así mismo, también hicieron referencia los gestores municipales a la mejora de las frecuencias del barrio de San Salvador, en Santa Cruz, que se incrementan en cuatro más. El nuevo itinerario afectará a 9 servicios, todos por la mañana, entre las 6.30 horas y las 14.30 horas, en los autobuses que salen a las "y media". Lo que el Ayuntamiento mierense omitió es que al acabar estas líneas en Santa Cruz, estos nueve autobuses dejarán de parar en Bustiello y Valdefarrucos.

Y precisamente los vecinos del poblado minero, declarado Bien de Interés Cultural, han mostrado su disconformidad y enfado con la medida. Ya lo habían hecho hace semanas, cuando se enteraron de los planes del Ayuntamiento de Mieres. Y ahora elevan el tono, al saber que la decisión no solo está tomada, sino que entrará en vigor ya el próximo lunes. "El colectivo vecinal de Bustiello se movilizará en los próximos días y contará con el apoyo de la Asociación de Vecinos de Santa Cruz", señaló Miguel Fernández, portavoz de los habitantes del poblado. "No podemos aceptar una medida que perjudica gravemente la movilidad, de una zona ya de por sí aislada del resto del municipio, con los servicios básicos a 4 kilómetros en cualquier dirección", apuntó el portavoz vecinal, para agregar que "tampoco entendemos que el Ayuntamiento no se abra a ningún tipo de negociación con el colectivo vecinal".

Suscríbete para seguir leyendo