Los guardianes de los valores: los Humanitarios entregan sus premios a la tradición y la solidaridad

"Chucha" de Nembra y la Fundación Alimerka reciben el reconocimiento por su labor en las últimas décadas

José Manuel Fernández, Antonio Blanco, Belarmina Díaz, Esperanza del Fueyo, Chucha de Nembra, Margarita Gandullo, Emilio Canal y Jesús Fernández, en la entrega de los premios.

José Manuel Fernández, Antonio Blanco, Belarmina Díaz, Esperanza del Fueyo, Chucha de Nembra, Margarita Gandullo, Emilio Canal y Jesús Fernández, en la entrega de los premios. / A. Velasco

Andrés Velasco

Andrés Velasco

"Estos premios no dejan de ser un reconocimiento a los valores que nos fueron dejando los primeros Humanitarios: solidaridad, tradición y honor". Con estas palabras, Esperanza del Fueyo, presidenta de los Humanitarios de San Martín, abría la gala de entrega de premios de la emblemática Sociedad allerana, que este viernes reconocía la labor que desde hace décadas vienen manteniendo la cantante "Chucha" de Nembra y la Fundación Alimerka. Un evento que se celebró en el salón de actos del IES Valle de Aller, y que también sirvió para otorgar la medalla de Honor del colectivo a la empresa "Pirotecnia Pablo".

La presidenta de los Humanitarios quiso agradecer el trabajo "voluntario y desinteresado" de los dos premiados, así como "la colaboración que siempre tenemos de Pirotecnia Pablo". Además, tuvo un mensaje para los miembros de los dos jurados de los premios: "cada año lo tienen más difícil por la cantidad y calidad de los candidatos".

Por parte de la Fundación Alimerka, fue su director, Antonio Blanco, el encargado de recoger la "Colmena de oro" a la solidaridad. Blanco señaló, por un lado, el valor simbólico del reconocimiento, ya que apuntó que "Luis Noé Fernández, fundador del grupo Alimerka y también de la Fundación, que fue un proyecto muy personal suyo, nació en Moreda, y este premio supone un poco volver a los orígenes". El responsable de la fundación, además, puso en valor la Colmena de Oro "al echar la vista atrás y ver la importancia de los premiados en años anteriores, personas y asociaciones que son referencia en el mundo de la solidaridad". Blanco reconoció el "privilegio" de recibir el galardón, viniendo además, dijo, de "una entidad tan entrañable y próxima al pueblo como son los Humantarios de San Martín".

La que aún estaba incrédula y emocionada era Jesusa Fernández, más conocida como "Chucha" de Nembra, que recibía la Espiga de Escanda de Oro a la Tradición. "He de decir que el premio llega en el momento justo, porque en dos días es mi cumpleaños, y esto supone un gran regalo", señaló la mujer, que el domingo cumplirá 84 años, de los que más de 60 los ha dedicado a la canción asturiana. Así, relató "Chucha" de Nembra que durante esas seis décadas "las he dedicado a cantar, a formar a gente y ahora últimamente a hacer de jurado de los concursos". "Espero haberlo hecho bien, porque ahora ya toca dejar paso a las nuevas generaciones", apuntó emocionada. Para cerrar su intervención, un mensaje reivindicativo: "Necesitamos el apoyo de todas las administraciones para seguir manteniendo viva la canción asturiana".

Tras la entrega de la medalla de Oro a los responsables de Pirotecnia Pablo, la gala se cerró con la actuación de la Orquesta Langreana de Plectro. Los Humanitarios ya velan por la llegada del mes de noviembre y con ella su gran fiesta de San Martín.