Morcín honra a sus venerables

Rosita Nomparte y Primo Palacios, ambos de 94 años, fueron homenajeados durante el XVII Encuentro de Mayores 

Primo Palacios y Rosita Nomparte, en el centro, posan junto a Noelia Pereira, concejala de Bienestar Social, y Mino García, alcalde de Morcín

Primo Palacios y Rosita Nomparte, en el centro, posan junto a Noelia Pereira, concejala de Bienestar Social, y Mino García, alcalde de Morcín / F. D.

Fernando Delgado

Rosita Nomparte, de Las Mazas, y Primo Palacios, de La Roza, ambos de 94 años, fueron los vecinos homenajeados este año por el Ayuntamiento de Morcín durante el XVII Encuentro de Mayores en un emotivo acto celebrado en Santa Eulalia, capital del concejo.

Rosita gestionó durante treinta años una tienda de ultramarinos en la localidad de Las Mazas ganándose el cariño de todos sus vecinos y en febrero 1987 acertó una quiniela de fútbol de catorce resultados que le permitió repartir 35 millones de las pesetas de entonces entre las once mujeres que integraban la peña de su tienda.

Público asistente al acto.

Público asistente al acto. / F. D.

Primo, por su parte, ejerció como minero desde los catorce años habiendo sobrevivido, con quemaduras en todo su cuerpo, al trágico accidente ocurrido el 31 de enero de 1967 en las Minas de Otura en el que fallecieron cuatro compañeros de tajo por una gran explosión de grisú. Un año después del accidente, Primo se reincorporó a su puesto de trabajo jubilándose finalmente como vigilante en el pozo Montsacro de Hunosa.  

Ambos homenajeados recibieron, tras la glosa de sus trayectorias vitales por parte del Cronista Oficial del concejo, una placa conmemorativa y una reproducción de la capilla octogonal del Montsacro, que les fueron entregadas por Mino García, alcalde de Morcín, y Noelia Pereira, concejala de Cultura y Bienestar Social.

Julio Mallada, de Otura, y Jose Antonio González “Cantu la Vara”, de Riosa, ofrecieron a continuación un recital de tonada asturiana acompañados a la gaita por Ramón García.

El acto finalizó con una espicha, en la que participaron los 150 vecinos mayores de 65 años presentes, y un animado baile amenizado por Tere Rojo.