Un San Xuan multicolor para los guajes

La "foguerina" y su "holi party" protagonizan una jornada que cerró la actividad en Barredo con la orquesta Olimpus

La "holi party" celebrada en la plaza del ayuntamiento

La "holi party" celebrada en la plaza del ayuntamiento / A. V.

Andrés Velasco

Andrés Velasco

El primer fin de semana de las patronales de Mieres ha tocado a su fin. Pero lo ha hecho de la mejor manera posible, con mucho color, las risas de los más pequeños de la casa y buena música para terminar. Una jornada dominical que ha llegado tras la resaca dejada por el gran concierto de Manu Chao en el pozo Barredo o la música del festival "Mieres Underground" , que también se extendió hasta la madrugada del sábado al domingo.

La fiesta infantil de ayer.

La fiesta infantil de ayer. / A. V.

La Escuela de Danza Soleá fue la primera en ponerse a funcionar este primer domingo de San Xuan, y lo hizo en la casa de Cultural con la celebración de su gala anual, donde sus alumnas y alumnos representaron las coreografías que llevan tanto tiempo ensayando.

Poco después, al mediodía, la Banda Sinfónica del Atenéu de Mieres y la Banda de Gaites la Laguna del Torollu realizaban un pasacalles, mientras que una hora más tarde era el grupo Ruxidera el que ponían la animación a la hora del vermú en una de las principales arterias hosteleras de Mieres.

"Los Ignorantes" durante su actuación en el "Mieres Underground".

"Los Ignorantes" durante su actuación en el "Mieres Underground". / Fernando Rodríguez

Ya por la tarde llegaría uno de los momentos más esperados por los guajes de Mieres: la foguera infantil, cariñosamente rebautizada como "la foguerina". Una fiesta con música, bailes, y especialmente color. Y es que el gran atractivo de esta celebración es la "holi party", en la que no solo pequeños, sino tambiés los mayores, se sumergen entre los polvos de colores que lanzan al aire. Más de uno y de una acabó como para ir directamente a un túnel de lavado. Las sonrisas, carcajadas y caras de diversión familiar cumplían con creces el objetivo de acercar al patrón a los más pequeños.

Y por la noche, para cerrar las actividades musicales en el pozo Barredo, llegaría la orquestas Olimpus. Tras pasar por allí el festival "La Tekken" y el concierto de "Manu Chao" con más de 3.000 almas de toda Asturias, esta popular orquesta fue la encargada de echar el telón a las actvidades en la explanada de la antigua mina y de poner el broche al primer fin de semana de festejos.