Langreo anuncia un cambio "radical" en su estrategia para la atención a personas sin hogar

IU rebate las críticas por el cierre del comedor social afirmando que el nuevo modelo mejorará la situación de los beneficiarios

Un usuario del comedor social de Langreo, en una imagen de archivo. LNE

Un usuario del comedor social de Langreo, en una imagen de archivo. LNE

Miguel Á. Gutiérrez

IU, formación que sustenta al gobierno local de Langreo, abordará un plan para acometer un "cambio radical" en el tratamiento de la problemática que padecen las personas sin hogar. La coalición salía así al paso de las críticas del PSOE y el PP, que el pasado fin de semana denunciaron un "cierre encubierto" del comedor social del concejo. Las cuatro trabajadoras de este servicio señalaron ayer, por su parte, que la modificación en las condiciones de funcionamiento empeorará la situación de los usuarios y supondrá el despido de todas ellas.

La primera reunión de la mesa de contratación del servicio de comedor social en Langreo sacó a la luz varios cambios que generaron duras críticas hacia el equipo de gobierno de IU por parte de PSOE y PP. En el pliego de condiciones para hacerse con el contrato se eliminan dos servicios que se estaban prestando desde la puesta en marcha del comedor, en 2011, el de ducha y el de lavandería. Además, tampoco se incluye ente las condiciones para hacerse con el contrato la subrogación de las cuatro trabajadoras del comedor ubicado en la calle La Unión.

David Álvarez, coordinador local de IU en Langreo, argumentó ayer que el equipo de gobierno de Langreo "está gestionando un proyecto para contribuir a erradicar el ‘sinhogarismo’ y que las personas puedan desarrollar un proyecto de vida en la comunidad y ejercer plenamente sus derechos como ciudadanos y ciudadanas".

Estrategias

El proyecto, remarcó Álvarez, se enmarca dentro de la "Estrategia nacional para la lucha contra el ‘sinhogarismo’ en España 2023-2030 y en la línea de la Estrategia asturiana de lucha contra el ‘sinhogarismo’ (2024-2030)", puestas en marcha por el Ministerio de Derechos Social y la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar "para abordar el reto de la desinstitucionalización del sistema de atención al ‘sinhogarismo’, con proyectos en varios municipios de Asturias".

Para ello, continuó Álvarez con su exposición, está habilitada en los presupuestos municipales una subvención para "el acompañamiento en búsqueda de alternativas habitacionales a personas en situación de ‘sinhogarismo’, una garantía de recursos mínimos, y la potenciación de habilidades básicas para la vida diaria y habilidades para la interacción y relación social, que recibiría la asociación Nacai".

A juicio del dirigente de IU, se trata de "un cambio radical en el tratamiento del ‘sinhogarismo’ con el fin de facilitar vivienda a las personas sin hogar y fomentar su autonomía. Se trata de que las personas en situación de ‘sinhogarismo’ y sin redes de apoyo tengan medidas de acompañamiento en el proceso de establecer un plan de vida que le permita, con el tiempo, el acceso normalizado a la vivienda. En este sentido, se les considera como un grupo vulnerable, cuyo proyecto de vida requiere un tratamiento especializado e integral que debe ser impulsado de forma positiva con una política global, planificada e igualitaria, de modo que se superen acciones parciales".

Es un modelo "muy distinto", indicó Álvarez, al del "viejo comedor, que procura la atención individualizada a las personas sin hogar, para intentar superar su situación. Y supone una mejora enorme en la atención al problema. El nuevo sistema requiere personal muy diferente en características y cualificaciones al del comedor, con concesión caducada desde 2020 y con un número de usuarios muy bajo en relación al gasto. Es cierto que este personal depende de una empresa, pero habría que buscar soluciones a su situación personal, que en nada desvirtúan el nuevo programa".

Personal

Las trabajadoras terciaron en la polémica para asegurar que "es necesario que los ciudadanos de Langreo se enteren de que el comedor social deja de funcionar como tal, para dárselo a una ONG que pretende atender solo a cinco personas sin hogar o transeúntes. Esto supone que los usuarios actuales y los que pudieran llegar a necesitar este servicio quedarían sin derecho de acceder al centro". Aludieron también al servicio de duchas y lavandería que los usuarios pueden usar de lunes a viernes y que "dentro de poco tiempo tampoco tendrán opción" de utilizar. "Las trabajadoras de este centro pierden su puesto de trabajo. La que menos tiempo lleva cumple seis años y alguna lleva casi catorce años, desde que se abrió el centro. En definitiva, una vez más se saltan a la torera los derechos de los ciudadanos que van a ver suprimido su derecho a usar este servicio. También se vulnera los derechos de las trabajadoras, que cada día se dejan la piel para atender lo mejor posible a todo el que llega al centro", argumentaron.

A partir de ahora, precisaron las trabajadoras, "se supone que llevarán las comidas a las casas de los usuarios dos días a la semana y lo llevarán para los siete días. Esto significa que esta comida tendrá que estar en la nevera del usuario que la tenga, con el peligro que ello supone para la salud. Priman otro tipo de intereses antes que los derechos de los ciudadanos, entregando no se sabe a quién las llaves del comedor y dejando sin su sustento a las trabajadoras. Esta todo hecho con oscurantismo y secretismo por parte de la Concejalía de Servicios Sociales; no podemos seguir consintiendo estos atropellos a las ciudadanos", indicaron las trabajadoras, que pidieron el apoyo de asociaciones del concejo para movilizarse.

Suscríbete para seguir leyendo