Hunosa afirma que el uso de la escombrera de Iberdrola es legal y alerta de que es clave "para el futuro de la empresa"

La empresa estatal asegura que se crearán dos empleos directos en la escombrera y destaca haber informado a Langreo "de forma leal"

La escombrera de Cuturrasu, en Langreo.

La escombrera de Cuturrasu, en Langreo. / LNE

Andrés Velasco

Andrés Velasco

La empresa estatal Hunosa ha querido puntualizar la situación de la escombrera de Iberdrola en Langreo, cuya utilización por parte de la hullera, avanzada por LA NUEVA ESPAÑA, va a llegar a los tribunales de mano del Ayuntamiento de Langreo. La compañía pública ha dejado claro que el uso para depositar cenizas es legal y que además supone un proyecto clave para el futuro de la empresa, toda vez que se utilizará para llevar los residuos de la térmica de La Pereda, una iniciativa capital para la supervivencia de la empresa.

Fuentes de la compañía minera señalaron que "Hunosa como empresa recaba las autorizaciones medioambientales pertinentes y cumple con la legislación en todas sus actividades. En el caso concreto del depósito de cenizas realiza una actividad industrial permitida y autorizada". Además, apuntaron que desde la empresa se ha comunicado "en tiempo y forma al Ayuntamiento de Langreo el plan de transporte para depositar las cenizas en Cuturrasu. En concreto, dicho plan fue presentado en el registro municipal el pasado martes".

Por otra parte, los portavoces de la compañía señalaron que "el circuito de riego existente forma parte del sistema del depósito de Cuturrasu para mantener la ceniza estable y compacta y lleva funcionando de manera continua desde la creación del depósito", calificando de "incierto" que haya entrado en funcionamiento recientemente. Hunosa ha querido dejar claro que está "poniendo en marcha todas las medidas a su alcance para minimizar el impacto de su actividad y reitera su compromiso con la sostenibilidad y economía circular", y agregó que se está estudiando "la reutilización de las cenizas en cementeras o el sector de la construcción", por poner algunos ejemplos. Además, la empresa se comprometió "a que cuando cese la explotación del depósito procederá a su restauración para integrarlo en el entorno".

Además, la empresa ha querido dejar claro que se ha informado al Ayuntamiento de Langreo de cada paso del proceso: "Los pasos que Hunosa ha dado para la adquisición del depósito de Cuturrasu han sido trasladados a los representantes del gobierno municipal de Langreo, incluso más allá de la vía administrativa". Aclararon que "en reuniones mantenidas en el mes de abril pasado se trasladaron las necesidades oportunas de la compañía, con el ánimo de mantener unas relaciones institucionales fluidas y leales, más allá de las diferencias de criterio que pueden darse en los distintos asuntos en común".

Además, dejaron claro que el uso de la escombrera adquirida a Iberdrola como depósito de cenizas "es condición sine qua non para que prospere el proyecto de transformación a la biomasa de la Central de La Pereda, en el vecino concejo de Mieres". "Un proyecto estratégico que garantiza la viabilidad de la empresa y el empleo de la plantilla de Hunosa, formada por un número importante langreanos", señalaron las fuentes, para agregar que "el depósito generará dos puestos de trabajo directos en labores de mantenimiento y está por determinar en empleo que generará el aprovechamiento y reutilización de las cenizas en otros sectores productivos".

Suscríbete para seguir leyendo