Los vecinos plantean medidas para que las 30.000 visitas del Ecomuseo repercutan positivamente en el Valle del Samuño

Entre las propuestas está el desarrollo de un itinerario que aproveche la riqueza etnográfica del entorno de La Nueva

Vista de La Nueva, con las instalaciones del pozo San Luis, que forma parte del Ecomuseo, a la izquierda, y el núcleo de población en primer plano y a la derecha. | LNE

Vista de La Nueva, con las instalaciones del pozo San Luis, que forma parte del Ecomuseo, a la izquierda, y el núcleo de población en primer plano y a la derecha. | LNE

Luisma Díaz

Luisma Díaz

Conseguir que el Ecomuseo del Valle del Samuño tenga una repercusión "real y directa" en la economía y en el entorno de este valle, y de su epicentro, la localidad de La Nueva. Este es el objetivo que se han marcado los vecinos de la zona, que tienen previsto solicitar que parte de la riqueza etnográfica del valle se "integre", en una ruta, en el Ecomuseo.

Un hórreo de más de 300 años, en la localidad.

Un hórreo de más de 300 años, en la localidad. / Luisma Díaz

El alcalde pedáneo de La Nueva es Tomás Hernández. Desde la localidad llevan años intentando que "las numerosas visitas que tiene el Ecomuseo del Valle del Samuño tengan mayor repercusión en La Nueva y en los pueblos de esta zona. Que esta cantidad de gente repercuta directa y positivamente en el entorno", explicó Hernández. Hasta el momento, esta "influencia positiva" del Ecomuseo y del tren minero en La Nueva ha sido "limitada".

Para intentar dar la vuelta a esta situación, los vecinos plantean varias ideas. "Un ecomuseo", explica Tomás Hernández, "suele ser más que un centro de visita, es un lugar que implica a todo su entorno, que lo mejora". Por ello, piden un plan para "integrar" la riqueza etnográfica y natural del valle en el Ecomuseo. "Tenemos hórreos antiguos, algunos con más de 300 años, tal como nos ha señalado la especialista Cristina Cantero. También la Ruta de los Molinos y lavaderos con valor. Son elementos que pueden darle más contenido al Ecomuseo, y al mismo tiempo, lograr que éste tenga más impacto, tanto económico, como urbanístico, con el impulso a la restauración de estos elementos". "Estos elementos", añaden los vecinos, podrían integrarse "en uno de los itinerarios ofertados dentro del centro".

El pasado año 2023 el Ecomuseo del Valle del Samuño celebró su décimo año con récord de visitantes, con 30.300 (anteriormente su mejor cifra era la de 2022, con 27.700). En el primer trimestre de este año, el ritmo lejos de bajar, seguía mejorando, con 5.694 visitas en ese periodo.

Suscríbete para seguir leyendo