Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecina de Caliao y miembro de la junta del parque de Redes

Caliao no es el pueblo de los bisontes

La localidad casina tiene otras prioridades antes que introducir especies alóctonas

¡Ya está bien! Empieza a resultar ofensiva la relación mediática que se está haciendo entre la propuesta de negocio de unos señores de Caliao y "los vecinos" de Caliao o "el pueblo" de Caliao. Se puede decir más alto, pero no más claro: el pueblo de Caliao, los vecinos y vecinas de Caliao, no saben nada, más allá de lo que sale en los medios, de los bisontes ni del proyecto en cuestión. Nadie les ha explicado objetivamente ni pedido opinión al respecto. Y desde luego ni los vecinos ni el pueblo de Caliao piden ayuda al Principado para ello. Caliao, el pueblo de Caliao, tiene otras cosas que le preocupan, importantes para su vida cotidiana y que no son precisamente unos hipotéticos Bisontes.

El hecho de que una de las personas interesadas o copromotoras sea el Presidente de la Junta Vecinal de la Parroquia Rural no hace que la propuesta sea del pueblo. Y si lo ha hecho en nombre del pueblo, sería un acto de evidente despotismo: el pueblo no ha sido consultado. Y si detrás hay un asesor -el señor Varillas, que el pueblo no ha nombrado ni pedido-, que ya lo ha intentado y fracasado otra vez, y que suma interés personal relacionado con propiedades en esa zona del pueblo; hay que preguntarse el porqué de ese "insistente empeño" de los medios por poner a "los vecinos de Caliao" como avales de una propuesta particular? Quizás las avezadas estrategias comunicativas que el señor Varillas ha cultivado en su trayectoria profesional tengan algo que ver. Un señor que sabe bien de los miles de hectáreas disponibles para su experimento en el resto del Estado sin las limitaciones y los condicionantes de protección de este privilegiado lugar y que se empeña en traer bisontes de centroeuropa al Parque Natural de Redes, a Caliao. Quizás ya es hora de saber con nombres y apellidos quiénes están detrás de ese proyecto que pretende introducir bisontes en el territorio de la vaca casina, que defiende el asilvestrado de fauna alóctona en un espacio que es Zona de Especial Conservación de la Red Natura, que confunde el "turismo de naturaleza" con el turismo masivo de parque zoológico. Y que parece desconocer que para un niño urbanita es más fascinante verse reflejado en los ojos de una vaca casina al alcance de la mano (y más si alguien le cuenta su genealogía y su historia en el territorio) que un bisonte tras una valla. Ese es el turismo familiar, de calidad y con sello distintivo que Redes puede ofrecer. Además del que supone esfuerzo aventurero, el de internarse por sus rutas de montaña para descubrir una fauna, una flora y unos paisajes que no dejan indiferente a nadie. ¿Tan difícil es entender que de lo que se trata es de poner en valor lo que tenemos, lo que nos es propio y nos hace diferente -que es mucho y excelente- y no de importar lo que otros ya tienen para ofrecer?

Si Caliao pide ayuda al Principado y a todas las Administraciones implicadas debería ser para resolver los problemas que nos preocupan: necesitamos urgentemente adecuar el aparcamiento del Área Recreativa Los Arrudos y su acceso rodado desde la carretera y que cuente con una vía peatonal que invite a dejar el coche y acercarse al pueblo andando, para evitar problemas en las actividades propias de los vecinos y el colapso circulatorio en el núcleo rural. Un acceso que incluye la necesidad de una actuación importante en el puente de Xumperi, en estado ruinoso, que permita a los autobuses acceder al aparcamiento (en estos momentos imposible) sin maniobras que pongan en riesgo vidas y propiedades. Además ese puente es imprescindible para el día a día de los vecinos, dado que comunica con la mayor zona de praderías, caserías y los puertos: personas, ganado y vehículos de uso agroganadero lo cruzan constantemente. El pueblo necesita que se adecúen los puntos de luz a los lugares de paso y necesidades actuales. Los vecinos y vecinas de Caliao necesitamos ya un punto de depósito para la recogida selectiva de basuras que esté en el pueblo y todos los contenedores se ubiquen en un lugar de fácil acceso y discreto (no hace falta que den la bienvenida al pueblo: la imagen de los cubos rebosados no es atractiva) y mucho mejor soterrados. Necesitamos un adecuado mantenimiento de los viales del pueblo y del eficaz funcionamiento de la depuradora. Haría falta habilitar un espacio adecuado para carga y descarga (y en su caso, de depósito temporal limitado) de materiales de construcción y forrajes, discreto y accesible a los camiones. Y puede ser el momento de empezar a pensar en cómo mejorar/facilitar las condiciones de trabajo en la ganadería extensiva de montaña en un espacio protegido que no debe expulsar a quienes históricamente han sido sus hacedores: los ganaderos que han preservado las razas autóctonas y cuyos rebaños han contribuido a modelar el paisaje? Y también necesitamos de la responsabilidad de todos los propietarios de casas, cuadras, solares, huertos o fincas, para que cumplamos con la obligación de mantenerlas adecuadamente limpias y seguras, también en su perímetro.

Caliao tiene mucho y bueno que ofrecer, tanto a quienes vivimos allí como a quienes nos visitan. También tiene problemas que resolver, como cualquier pueblo con vida. Pero lo que Caliao no es, ni debe ser, es "el pueblo que quería bisontes". La vinculación machacona del pueblo con los pretendidos bisontes de unos señores concretos no le está haciendo ningún favor, ni a Caliao ni a Redes en general. Lo qué sí es Caliao es el pueblo que no necesita que un absurdo embalse inunde su vega.

Compartir el artículo

stats