Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Concejala del PP de Mieres

A vueltas con la sanidad

Una visión sobre las políticas sanitarias del Gobierno del Principado en el municipio de Mieres

Seguimos a vueltas con la sanidad y no es un tema cualquiera, porque la población de Mieres está envejecida y porque antes o después todos seremos usuarios. La pena es que hay quien no se lo toma en serio e intenta hacernos tontos, o igual piensa que lo somos.

En plena fusión sanitaria, con pérdida de servicios para toda la cuenca del Caudal, denunciado por el Partido Popular desde hace años, y también por los profesionales sanitarios, que seguramente son los que mejor saben de qué hablan, aparece el consejero de Sanidad por Turón anunciando que se va a licitar, en un futuro, las obras para la construcción del nuevo Centro de Salud, que se llevarán a cabo, según él, entre este año y el próximo; y sin sonrojarse afirma que es posible gracias a que hay Presupuestos. Torear a la gente se llama eso.

No estaría mal recordar que si hay Presupuestos es gracias precisamente al PP, que negoció aprobarlos a cambio de la reducción del impuesto de sucesiones. Tampoco estaría de más echar la vista atrás, porque ya en el año 2011 se hizo una recogida de firmas en Turón por parte del PP, más de mil firmas recogidas que fueron presentadas el día 4 de febrero de ese año. Ojalá de una vez por todas se haga ese equipamiento tan necesario, y ojalá también, después de 10 años, se lleven a cabo las reformas en el Centro de Salud Mieres Norte, que buena falta hacen.

¿ Saben lo qué pasa? Pues que no nos fiamos; que nos parece que esas salidas en prensa tan seguidas, con esos anuncios, con las visitas, nos huele a que intentan desviar la atención del tema de la fusión sanitaria, que se están concentrando servicios en el Hospital Valle del Nalón, que Mieres se está quedando atrás e intentan cerrarnos los ojos con otras cosas, desviar nuestra atención. Pero en nuestro caso no lo van a conseguir.

Las quejas por la fusión con constantes, al igual que lo son por las deficiencias del Nuevo Hospital Álvarez Buylla, muy aparente a la vista pero con problemas desde el principio, tanto en la calidad de construcción como en los equipamientos. ¿Hablamos de las puertas que se caían, de las paredes que no sujetan ni un cuadro, de la pantalla colocada demasiado alta en quirófanos, con la solución que se proponía de que los cirujanos se subiesen a un banco para ver mejor?. ¿Hablamos de la falta de personal?. ¿Hablamos de equipos como la bañera de partos o el dispensador de medicamentos, que no han funcionado correctamente ya desde su instalación?. Y tantas otras cosas que los profesionales sanitarios podrían enumerar en una lista casi interminable. Entre unas cosas y otras, para variar, Mieres en el furgón de cola.

La sociedad mierense debe ser consciente de todo esto, igual que debe tener conocimiento de la tibia oposición por parte del Equipo de Gobierno de Izquierda Unida ante la fusión, tantas veces anunciada por el Partido Popular, tantas veces negada, y ahora la tenemos aquí.

Y si tibia nos parece la oposición de quien gobierna el Ayuntamiento, no podemos calificar sino como lamentable la de aquellos que se erigen en defensores de los vecinos y que cuando la cuestión era oponerse al Gobierno de España y al ministro Montoro por el tema Emutsa se apresuraron a manifestarse y a recoger firmas. ¿Qué han dicho ahora respecto a la fusión sanitaria, a que Mieres pierda servicios y a que haya que trasladarse al hospital del Nalón para cada vez más pruebas, consultas, intervenciones?.? Pues nada, piden que se pongan más autobuses para desplazarse a la otra cuenca; la fusión sanitaria no importa según parece. ¿O será que como no se pueden meter con el gobierno del PP les interesa mirar hacia otro lado?. Lo dicho, lamentable.

Cuando hubo que defender la continuidad de Emutsa, el Partido Popular se unió , ahora para defender los derechos de los mierenses a una sanidad pública con todos los servicios necesarios parece que nos hemos quedado solos. No nos van a engañar con anuncios de equipamientos que ya tenían que estar hechos y que, casualmente, se pregonan a bombo y platillo ahora, para hacer que hacen, como cortina de humo para tapar el verdadero problema de fondo.

Compartir el artículo

stats