Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ricardo Montoto

Dando la lata

Ricardo V. Montoto

En el pozo

Las entretenidas propuestas para dar un nuevo uso a las explotaciones cerradas en las comarcas mineras

Una de las cosas más entretenidas que puede hacerse en las Cuencas es atender a las propuestas e investigaciones para la reutilización de las infraestructuras mineras cerradas. Es una constante tormenta de ideas desencadenada en oficinas de Hunosa, sedes de sindicatos mineros, despachos académicos y en sus respectivos alrededores.

Lo penúltimo, la producción micológica, esto es, aprovechar las galerías de los pozos para el cultivo de setas, algo muy prometedor. Para qué hacerlo en el exterior, a lo fácil, disponiendo de un subsuelo perforado y hoy improductivo. Pues a cultivar setas. Y, entonces, un prejubilado me desmonta el entusiasmo: “Qué barato ha de ser mantener un pozo abierto, en condiciones óptimas de seguridad, para que bajen unos cuantos con la cesta de mimbre y la navayina”. Pues vaya. Si es que no nos gusta nada.

En demostración de que la pandemia no ha sido capaz de paralizarlo todo, el SOMA, viniéndose arriba como quien ve la puerta de salida del purgatorio, propone transformar los pozos en almacenes de vacunas ¡a 70 grados bajo cero! y de medicamentos estratégicos. Siempre en la brecha.

El secretario de la tertulia del contenedor dice que tiene un bloc de anillas con todas las ocurrencias publicadas y ya está en las últimas hojas. “Ninguna ha pasado de las páginas del periódico”, asegura. Y en otra libreta va anotando sus ideas de aprovechamiento de los pozos mineros. En los inundados, desde escuelas de buceo y baños termales subterráneos hasta túneles de lavado de automóviles. En los secos y semisecos, cuevas queseras, cavas de champán, un pasaje de la bruja, depósitos de seguridad como los bancos suizos, circuitos de deportes extremos o refugios antinucleares. “Pero todo ello llevaría bastante trabajo. Descartado”, sentenció. Así no hay manera.

Mejor entretenerse abriendo el periódico para buscar nuevas y fabulosas ideas.

Compartir el artículo

stats