Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jose Manuel Ibanez

Vulnerables

La irresponsabilidad de quienes no cumplen las normas contra el virus

Aunque previsible desde el pasado marzo, una buena mayoría éramos conscientes de que la llegada del otoño conllevaría una incidencia mayor de contagios y defunciones a cuenta de la expansión incontrolada del maldito virus. Es ahora cuando nos damos cuenta lo vulnerables que somos ante él.

El confinamiento inicial fue algo nunca visto, pero dentro de un orden se tomó con cierta comprensión en la confianza de que para el verano todo habría sido un mal sueño y volveríamos a la normalidad. Vana ilusión.

Posteriormente, en Asturias, éramos los más “gallos” y preclaro ejemplo a seguir para el resto del país, con lo cual nos olvidamos de todo lo pasado y dimos comienzo a una vida normal, en la creencia de que la pesadilla no se iba a repetir e incluso que nos libraríamos del rebrote actual.

Los peores pronósticos se han confirmado y se siente verdadero miedo ante lo que un día y otro acontece en nuestro entorno cercano, donde conocemos a muchas personas que están padeciendo el mal, a ingresados graves y, mucho peor. a fallecieron. Amén de cifras desbocadas y en crecimiento.

Pese a todo, a diario se puede observar muchas personas que siguen despreocupadas con su ritmo de vida pasando de todo, sin importarles lo más mínimo el resto. Las normas no van con ellos. Y, en definitiva, su insolidaridad y “alegrías” las vamos a pagar el resto...

Todo lo que se haga por evitar actuaciones como las que se exponen, siempre serán pocas, y aún con la consciencia de que no se puede poner un policía detrás de cada ciudadano incumplidor, entiendo que la vigilancia debería ser más amplia que la que actualmente se contempla y, sobre todo, con “jarabe de palo”, léase sanciones ejemplarizantes, que les quiten las ganas de seguir haciendo lo que les sale de... ahí.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats